El padre del bebé muerto por maltrato en Sevilla acusa de negligencia a la Junta

El abogado defensor culpa a la autoridad por falta de servicio social y por, «de forma incomprensible», no haber actuado

EFESevilla

El padre del bebé fallecido tras ser presuntamente maltratado en Sevilla ha pedido su libertad provisional en un recurso denunciando a la Consejería de Igualdad y Política Sociales por negligencia y porque, "de forma incomprensible", no actuó en este caso hasta un día antes de la muerte.

En el recurso, el abogado de Bryan S.R.G. considera que los responsables de la Consejería deben ser traídos a este caso en calidad de investigados -antes imputados- porque no hicieron nada en un caso con niño que nació a los seis meses de gestación, con graves problemas de salud y con unos padres "inexpertos, inmaduros y completamente marginales".

Los padres vivían en un cuarto piso ocupado y sin ascensor, sin luz, agua ni muebles, y además acababan de salir de prisión por un presunto robo de un móvil, explica el recurso. Ambos son "completamente inmaduros e incapaces de comprender la situación de riesgo del menor", formaban" y vivían en una "drástica y lamentable situación, que unido a su absoluta falta de conocimientos e impericia, ha desembocado en tan trágico e indeseado fin".

En el recurso, el abogado Juan Isidro Fernández afirma que la Administración "ha sido absolutamente negligente" y su actuación "raya en un delito de comisión por omisión" al no haber intervenido para evitar que "estos padres inexpertos e infantiles, carentes del más mínimo sentido de la responsabilidad, pudieran hacerse cargo del bebé".

Los servicios sociales no se personaron en la casa durante los tres meses que convivieron en la casa ocupada y tampoco activaron el protocolo de riesgo para comprobar sus condiciones socioeconómicas, de habitabilidad, limpieza e higiene, explica el recurso. También alega el abogado que no se trata de un homicidio doloso, ya que el padre intentó salvarle la vida al bebé, de seis meses, cuando se atragantó mientras tomaba el biberón, por lo que le hizo determinadas maniobras que pudieron provocar algunas de las lesiones del menor.

El padre y la madre del bebé, R.F.G., están en prisión comunicada y sin fianza por un presunto delito de homicidio, maltrato en el ámbito familiar y abandono de familia. El bebé fue llevado por los padres a un hospital sevillano el pasado 12 de junio y falleció cinco días después, presuntamente por los malos tratos de sus padres debido a un edema cerebral que le provocó una fractura de cráneo; y un día antes de morir, la Junta anunció que iba a formalizar la situación de desamparo para protegerlo.

Inmadurez de los padres

El abogado del padre destaca que los progenitores acudían periódicamente al Hospital Virgen del Rocío para aprender a alimentar y cuidar a su bebé, lo que hicieron tres veces al día durante tres meses.

También subraya que la madre es "una niña, no una mujer", que carece de "entendimiento y capacidad para afrontar" la maternidad, por lo que solicita un examen del equipo psicotécnico y de un forense especialista en psiquiatría para determinar sus capacidades volitivas y cognitivas.

El abogado pide la libertad del padre y que se le impida salir del país, y argumenta que no existe riesgo de fuga porque no tiene medios económicos para salir de España ni puede dificultar la investigación del caso.

Temas

Sevilla

Fotos

Vídeos