Un entrenador de gimnasia ingresa en prisión por abusar de sus alumnas en Castellón

El sospechoso trabajaba en un polideportivo municipal de la provincia y el juez investiga si ha forzado a menores durante dos décadas

J. A. MARRAHÍ
J. A. MARRAHÍ

Aprovechaba su condición como entrenador de gimnasia para, presuntamente, abusar de sus alumnas. Así se desprende de una investigación judicial que ha puesto entre rejas al sospechoso del delito sexual, que ejercía en un polideportivo de la provincia de Castellón, tal y como ayer confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. Las pesquisas siguen abiertas, pues existen indicios de que su actividad sexual ilícita ha podido repetirse con otras víctimas a lo largo de los últimos años.

El caso está en manos del Juzgado de Instrucción número tres de Nules. De su magistrada ha partido la decisión de enviar a prisión provisional al entrenador de esta práctica deportiva, detenido esta semana por abusar sexualmente de varios menores. En concreto, seis niñas con edades comprendidas entre los 10 y los 14 años han relatado los abusos en sus declaraciones.

Según indicaron desde el TSJCV, la jueza imputa al arrestado seis delitos de abuso sexual y otro más por acceso carnal a una de las víctimas La investigación se inició con la denuncia de los padres de una de las víctimas y el sospechoso fue detenido el martes, al parecer dentro de una operación de la Guardia Civil, que ayer declinó ofrecer cualquier operación sobre el asunto.

Riesgo de reincidir

El entrenador sospechoso de los abusos sexuales fue puesto ayer a disposición judicial. Después de tomarle declaración, la magistrada ordenó su encarcelamiento en prisión «provisional comunicada y sin fianza», como aclararon las mismas fuentes judiciales.

Según la jueza, existe «riesgo de que vuelva a delinquir, presione a las víctimas o destruya pruebas», de ahí la decisión de privarle de libertad y mantenerle encarcelado mientras prosigue la instrucción del caso y se ordenan nuevas diligencias de investigación.

En el auto de prisión, detallan desde el TSJCV, la instructora considera que existen «indicios de que el entrenador ha abusado de al menos seis niñas a las que preparaba para distintas competiciones deportivas». Pero hay más. Otras dos que ya han alcanzado la mayoría de edad también han confesado haber sufrido abusos sexuales durante la etapa de su infancia, cuando estaban bajo la supervisión deportiva del entrenador investigado.

Las pesquisas que se van a practicar a partir de ahora intentan aclarar si, como se sospecha, el entrenador castellonense abusó de otros menores en los últimos veinte años. «Existen indicios de que podría tratarse de una conducta reiterada en el tiempo», concluye la información difundida desde el TSJCV.

Fotos

Vídeos