Detenido por abusar de mujeres mediante falsas ofertas de trabajo en centros de masaje y saunas

Cuando la aspirante acudía a la cita el hombre le solicitaba que se quitase la ropa para comprobar si «reunía los requisitos»

EUROPA PRESS

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 43 años como presunto autor de dos delitos de abusos sexuales consumados a mujeres, y otros cinco en grado de tentativa, mediante falsas ofertas de empleo por plataformas de Internet en las que ofrecía puestos para trabajar en supuestos centros de masaje o saunas.

Antes de concertar las entrevistas, normalmente en hoteles o centros de spa, el arrestado (que ya ha ingresado en prisión) exigía que las candidatas le mandaran una fotografía de cuerpo entero.

Además, cuando la aspirante acudía a la cita bajo el pretexto de obtener un puesto de trabajo, el hombre le solicitaba que se quitase la ropa para comprobar si "reunía los requisitos", momento que aprovechaba para cometer los abusos.

La investigación se inició a raíz de la denuncia de una joven demandante de empleo. En su declaración manifestaba que se había dado de alta de una plataforma virtual de Internet para encontrar trabajo y, tras haber sido preseleccionada por un centro de masajes, habría aceptado en un principio las condiciones laborales propuestas.

El supuesto jefe, antes de concertar la cita, le solicitó que le mandase una fotografía de cuerpo entero y posteriormente la citó en un hotel del centro de la capital. La joven se presentó en la fecha, hora y lugar previsto para la entrevista. El supuesto responsable de la mercantil la condujo a una habitación del hotel y le manifestó que se desnudara para comprobar si encajaba en el perfil solicitado, cometiendo entonces los abusos. Luego, el hombre le dijo a la chica que comenzaría a trabajar la semana siguiente.

Perfiles falsos

Pasados los días sin tener ninguna noticia del supuesto empresario, la víctima comprobó que era un "engaño", ya que existían otras ofertas similares asociadas al mismo número de teléfono pero con diferentes nombres.

Los agentes constataron que existían 43 identidades diferentes con sus correspondientes líneas telefónicas y correos electrónicos asociados a cada perfil. Se comprobó además que existían 17 quejas o reclamaciones efectuadas por mujeres demandantes de empleo, logrando localizar a más víctimas del supuesto empresario.

Examinado el 'modus operandi' e identificado "plenamente" el presunto autor de estos hechos se procedió a su detención en la localidad de Valladolid, lugar donde trabajaba y residía.

Una vez realizada la entrada y registro en su domicilio se le intervinieron varios terminales móviles, tarjetas SIM con diferentes números de teléfono y una memoria externa.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Comisaría del distrito de Centro pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid y continúa abierta no descartándose que pudieran existir nuevas víctimas.

Fotos

Vídeos