Un cometa provoca la caída de varias bolas de fuego sobre la península Ibérica

Un cometa provoca la caída de varias bolas de fuego. / Fundación AstroHita

Los astrónomos prevén más bolas de fuego y lluvias de estrellas en las próximas noches

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Fragmentos del cometa 169P/NEAT están cayendo estos días sobre la península Ibérica originando espectaculares bolas de fuego visibles desde buena parte de España. La última que han captado los detectores que la Universidad de Huelva tiene instalados en el Complejo Astronómico de La Hita, en La Puebla de Almoradiel (Toledo), fue visible en la madrugada del 27 al 28 de julio.

Varios fragmentos de este cometa impactaron a unos 90.000 kilómetros por hora contra la atmósfera terrestre originando bolas de fuego. La más luminosa sobrevoló el sur de la provincia de Córdoba y fue tan brillante como la Luna llena, por lo que pudo ser observada desde casi toda España.

Según el profesor José María Madiedo, de la Universidad de Huelva, esta impresionante bola de fuego se inició a unos 104 kilómetros de altura y avanzó en dirección noreste extinguiéndose a unos 75 kilómetros de altura, cuando se encontraba casi sobre la vertical de la localidad de Baena (Córdoba). El profesor Madiedo es el responsable del proyecto investigador 'SMART' cuya finalidad es monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

Quienes no hayan podido ver ninguna de estas bolas de fuego tendrán oportunidad de observarlas en las próximas noches ya que se prevén lluvias de estrellas conocidas como 'alfa-Capricórnidas' que generarán espectaculares bolas de fuego como las de la madrugada del 27 al 28 de julio.

Fotos

Vídeos