La Fiscalía pide la extradición de Puigdemont y el juez aplaza la vista al 4 de diciembre

Puigdemont y los 'exconsellers' en Bruselas cenan en casa de un diputado belga. / Reuters

En la vista, que ha durado apenas una hora, el Ministerio Público ha asumido casi en su totalidad el contenido de la euroorden emitida por España

ADOLFO LORENTE / AGENCIASBruselas

Toca esperar. El juez de la Cámara del Consejo de Bruselas ha decidido aplazar hasta el 4 de diciembre la vista en la que deberá decidir sobre la extradición a España de Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers huidos a Bélgica hace 19 días.

La vista apenas ha durado una hora y ha servido para que el Ministerio Público asumiese casi en su totalidad el contenido de la euroorden emitida por la juez Carmen Lamela. De los cuatro delitos incluidos, sólo ha quitado la prevaricación, mientras que ha mantenido la rebelión, la sedición, la malversación y la desobediencia.

"La Cámara del Consejo de Bruselas ha decidido y aplazar el examen de la causa al próximo 4 de diciembre con el fin de que las partes hagan sus alegatos. Visto que la ley prevé que la audiencia de la Cámara del Consejo tiene lugar a puerta cerrada, y en el interés del desarrollo sereno de los debates en la fecha de 4 de diciembre 2017, y para no hipotecar de ninguna forma el procedimiento pendiente, la fiscalía no dará ninguna explicación, ni comentario, sobre el punto de vista de las partes o del desarrollo concreto de la audiencia", ha señalado la Fiscalía en un comunicado.

El 4 de diciembre el juez belga podría emitir un fallo o solicitar información adicional, según ha indicado a la prensa el letrado Christophe Marchand.

Más información

La Fiscalía belga se ha mostrado este viernes de acuerdo con la entrega a España de expresidente de Cataluña Carles Puigdemont y de los cuatro exconsejeros que le acompañan en la capital belga por todos los delitos que le imputa la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela -incluyendo los de rebelión y sedición- salvo el de prevaricación, según Marchand.

Tras una audiencia que el letrado ha calificado de "serena", y en la que se han escuchado únicamente los argumentos del Ministerio Público belga, tanto Puigdemont como los cuatro exconsejeros tendrán que volver al tribunal de primera instancia de Bruselas el próximo 4 de diciembre, cuando será el turno de los alegatos de sus defensas.

Salvo para el caso de la prevaricación, delito por el que considera que Puigdemont y los exconsejeros no deben ser investigados por España, el fiscal ha señalado al juez que las conductas delictivas atribuidas a los exmandatarios españoles se enmarcan en dos delitos que existen en código penal belga, que son los de coalición de funcionarios y malversación.

Rajoy «respeta y acata» la decisión

Por su parte, Mariano Rajoy ha asegurado este viernes que acataría la decisión de la justicia belga, antes del pronunciamiento sobre el mandato de entrega emitido por España contra Carles Puigdemont por su papel en la declaración unilateral de independencia en Cataluña.

"Yo confío en el poder judicial y, sobre todo, lo respeto y acato sus decisiones", aseguró Rajoy al término de una cumbre en Gotemburgo (Suecia), preguntado sobre si confía en la justicia belga y en que acabe aceptando la extradición del presidente catalán cesado y de otros cuatro miembros de su ejecutivo a España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos