Rajoy advierte a la Generalitat: «Haré todo lo necesario sin renunciar a nada»

Mariano Rajoy. / Efe I Atlas

El presidente recurre la ley del referéndum y la convocatoria de la consulta ante el Tribunal Constitucional y pide un voto de confianza: «Sé lo que se espera de mí». Sánchez y Rivera muestran su apoyo frente al independentismo

NURIA VEGA / AGENCIASMadrid

Mariano Rajoy ha comparecido en la Moncloa dispuesto a emplear todos los instrumentos legales para frenar el desafío en Cataluña. El presidente del Gobierno, que ha anunciado el recurso ante el Tribunal Constitucional de la ley del referéndum y del decreto de convocatoria de la consulta, ha recomendado al independentismo “no menospreciar la fuerza de la democracia española”. “No he dedicado tantos años a mi país y al interés general como para permitir ahora que se pueda liquidar de un plumazo nuestro modelo de convivencia; eso no va a suceder y haré todo lo necesario, sin renunciar a nada, para evitarlo”, ha advertido en una declaración institucional de veinte minutos.

Más información

El jefe del Ejecutivo había convocado hoy a la una un Consejo de Ministros extraordinario para impugnar las decisiones en firme adoptadas ayer en el Parlamento de Cataluña. Tras el informe preceptivo del Consejo de Estado, la Abogacía recurrirá hoy mismo no sólo la ley del referéndum y la convocatoria de la votación del 1 de octubre, sino el decreto con las normas complementarias para su celebración y la designación de los cinco miembros de la Sindicatura Electoral, el órgano equivalente a la Junta Electoral Central.

El Gobierno reclama al tribunal de garantías la anulación de estas resoluciones por su inconstitucionalidad y que, además, notifique la suspensión a la Generalitat en pleno, los altos cargos vinculados a la organización del referéndum y todos los alcaldes de Cataluña. El objetivo es advertir a todos los representantes públicos de que su deber es impedir y paralizar cualquier iniciativa encaminada a hacer posible la consulta del 1 de octubre.

La decisión del Ejecutivo entra dentro de esa voluntad de actuar de manera “serena”. Una actitud que si bien han reclamado formaciones como PSOE y Ciudadanos, genera controversia ante la magnitud del desafío. De ahí que Rajoy haya pedido hoy un voto de confianza. “Soy muy consciente de mis obligaciones y de la gravedad del momento, soy muy consciente de lo que está en juego y sé lo que se espera de mí y cuáles son mis obligaciones”, ha garantizado.

Frente a la “apariencia”, ha dicho, de “timidez” o “lentitud” del sistema, el Estado de Derecho no se plegará a las “bravatas” de los secesionistas e impedirá la celebración del referéndum. “Nadie va a vacilar a la hora de cumplir con su deber, la democracia responderá, no tengan la menor duda, con firmeza, con aplomo, con serenidad y con dignidad”, ha insistido.

Emplazamiento urgente

El presidente, que ayer delegó en su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría, la respuesta a lo que estaba ocurriendo en Cataluña, ha denunciado hoy, acompañado por todos los ministros, lo que a su entender fue la “liquidación de la práctica parlamentaria, que saltó por lo aires ante el estupor, la indignación y el sonrojo de todos”.

El presidente de la Eurocámara avisa de las consecuencias

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha avisado este jueves de las consecuencias del proceso soberanista en Cataluña, porque un territorio independiente quedaría fuera de la Unión Europea y porque actuar contra la Constitución de un Estado miembro supone ir "en contra del marco legal de la Unión Europea".

"Toda acción en contra de la Constitución de un Estado miembro es una acción en contra del marco legal de la Unión Europea. Respetar el Estado de derecho y los límites que impone a quienes gobiernan no es una elección sino una obligación", ha advertido Tajani en una carta en respuesta a la eurodiputada liberal Beatriz Becerra.

Ha agradecido, por ello, que los letrados del Parlamento autonómico hayan sido capaces de garantizar la “respetabilidad” de la Cámara y ha ensalzado el papel desempeñado por la oposición. “Dieron una batalla cuyo resultado estaba anunciado de antemano, perdieron una votación, pero han obtenido una gran victoria política y han hecho un gran servicio a la sociedad y la democracia; han desnudado y puesto en evidencia ante Cataluña y el mundo la perversión antidemocrática de este proceso”, ha valorado Rajoy.

El jefe del Ejecutivo emplaza ahora a los secesionistas a abandonar la senda emprendida y pide a los ciudadanos que se sientan concernidos, que no vean lo que ocurre como algo “ajeno a sus vidas”. “Se está hablando de su país”, ha recordado. En este sentido, ha trasladado a los funcionarios de Cataluña que “estén tranquilos”, que nadie les puede obligar a cometer una ilegalidad, que la ley les “protege y les defenderá frente a cualquier arbitrariedad”.

Reunión con Sánchez y Rivera

Rajoy se ha reunido con sus ministros inmediatamente después de la cita en el Palacio de la Moncloa con el líder del PSOE, Pedro Sánchez. En ella, Sánchez le ha ratificado su apoyo a los pasos que está dando el Gobierno para hacer frente a los soberanistas catalanes.

El presidente del Gobierno ha destacado tras la reunión que el Ejecutivo y el PSOE defenderán juntos la democracia en Cataluña, con "unidad, proporcionalidad y firmeza".

Rajoy también ha recibido a Albert Rivera esta tarde en el Palacio de la Moncloa para repasar la situación en Cataluña, al igual que esta mañana se ha reunido con Sánchez. El dirigente de Ciudadanos ha reiterado su apoyo al Gobierno en todos los pasos que se está dando y se ha mostrado seguro de que no se repetirá un 9-N el próximo uno de octubre, que no habrá urnas y colas de votación.

Por su parte, Rivera ha asegurado que el jefe del Ejecutivo va a pedir al PP catalán que estudie la moción de censura contra Carles Puigdemont que ha planteado la líder del partido naranja en Cataluña, Inés Arrimadas, y ha añadido que es el momento de buscar los apoyos que le faltan a la oposición en las filas parlamentarias del independentismo.

"El Estado de Derecho va a actuar de manera proporcionada y firme, con tranquilidad, serenidad y estrategia para vencer en la batalla final, que se llama democracia", ha proclamado Rivera en rueda de prensa tras el encuentro. A su juicio, la gran diferencia entre este proceso y el que se siguió en 2014 es la actuación de la fiscalía, que esta vez está tomando medidas contra la organización del referéndum. Hace tres años "no movió ficha", ha lamentado, pero en esta ocasión su intervención es "nítida".

Abert Rivera ha asegurado que ha comentado con Rajoy todas las posibilidades legales que se abren frente a lo que está ocurriendo pero no ha querido dar información sobre cuáles piensa emplear el Gobierno. Ha afirmado que el Ejecutivo no va a "descartar ninguna", pero no ha querido "especular" cuál será la siguiente que se utilice.

Hoja de ruta independentista

"El concepto de Estado y unidad de patria (...) ya no tienen futuro en la Europa democrática de hoy", opinó el presidente catalán, el independentista Carles Puigdemont, tras convocar oficialmente desde el parlamento regional en Barcelona esta votación prohibida por la justicia.

En tres semanas, si ganan sus partidarios, quiere convertir esta región mediterránea de 7,5 millones de habitantes, de un tamaño similar a Bélgica, en una república independiente separada del reino de España.

En apenas 25 días, los independentistas deben preparar todo el dispositivo electoral. Mientras, el gobierno español buscará impedir la consulta sin dar la sensación de hostigar a la región.

La Generalitat ha lanzado una campaña de seducción para conseguir la máxima participación posible que legitime el escrutinio. "Ahora más que nunca, el futuro de Cataluña está en tus manos", asegura un anuncio del gobierno regional.

Su principal enemigo es una abstención masiva de los partidarios del 'no', promovida por los partidos contrarios a la secesión, que el miércoles denunciaron insistentemente la ilegalidad del proyecto.

Fotos

Vídeos