La fundación de Aznar censura la «ridícula arrogancia» de Iglesias

El expresidente del Gobierno José María Aznar (i).
El expresidente del Gobierno José María Aznar (i). / Efe

Un análisis de FAES llama a los socialistas a «pensárselo dos veces» en su congreso federal si el nuevo PSOE aspira a una mayoría alternativa con «populistas, independentistas y portavoces del terrorismo»

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

En pleno debate de su moción de censura, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, condenó ayer a José María Aznar a pasar a la historia como el "presidente de la mentira, la guerra y el pelotazo urbanístico". El exjefe del Ejecutivo no ha tardado ni 24 horas en salir al paso de la crítica. En un análisis de FAES, coincidiendo con el 40 aniversario de las elecciones democráticas en España, la fundación censura "la ampulosa pedantería de quien se sube a la tribuna del Congreso con pretensiones de erigirse en juez de la historia de España y, poniéndose campanudo con su característica y ridícula arrogancia, pretende decidir cómo pasarán a la historia este o aquel personaje".

En el documento, el antiguo laboratorio de ideas del PP acusa, además, a la izquierda populista y también al secesionismo de querer "reconstruir" la "imagen del enemigo" que quedó enterrada en los comicios de 1977. Esa es la operación política, defiende FAES, para la que se están alineando "los populistas, los independentistas y los portavoces del terrorismo que hablan en el Parlamento sin rechazar los crímenes de ETA, esa banda elogiada por Pablo Iglesias como adelantada en la lucha contra la Constitución".

Se refiere la fundación de Aznar a Podemos, Esquerra y Bildu, las formaciones que ayer respaldaron con sus votos la frustrada moción de censura a Mariano Rajoy. Los guiños de Iglesias tanto al PSOE como a Esquerra para desbancar al PP del poder, sin que en la fórmula entre Ciudadanos, despiertan recelos en FAES. Por eso, en su reflexión advierte a la segunda fuerza política, a punto de ratificar este fin de semana a Pedro Sánchez como su secretario general. "Si estos son los mimbres de la mayoría alternativa que buscan los socialistas -avisa-, tal vez deberían aprovechar su próximo congreso para pensárselo dos veces".

El texto, que defiende la gestión de los problemas actuales siempre dentro del marco de la Constitución, concluye con un llamamiento al electorado: "A los que hicieron cola por primera vez ante una urna democrática y a quienes seguimos haciéndolo con ese mismo espíritu, nos toca la responsabilidad de asegurar que el enemigo que vuelve a reclamar su perverso papel en nuestra historia siga fuera, por muy fuerte que aporree la puerta o por muy amenazante que resulte su griterío".

Fotos

Vídeos