La OCU pide retirar dos juguetes: el Jumping Race Jett y Rovospy

La OCU pide retirar dos juguetes: el Jumping Race Jett y Rovospy
RODRIGO UCERO

Ambos juguetes tienen conexión wifi abierta y no necesita ni usuario ni contraseña para manejar el remoto del juguete

El Norte
EL NORTEValladolid

La OCU pide la retirada de dos juguetes, el Jumping Race Jett y Rovospy, después de haber presentado, en el estudio realizado a 5 modelos diferentes, unos importantes fallos. La muestra de inseguridad es debido a que tienen diversos aspectos relacionados con la posibilidad de atentar con la privacidad de los cosumidores, así com la descofianza de poner en peligro su derecho a la intimidad y a la propia imagen.

Los modelos que se tomaron como muestra fueron: Jumping Race jett, Rovosopy, Turbo Dave, Teksta y BB8. Del mismo se extrae los citados juguetes debido a que cualquier personal con conocimientos informáticos, a través de su ordendor persona, podía manejar en remoto ambos juguetes, ya que el wifi que llevan incorporado se encuentra abierto (no es necesario ni usuario ni contraseña), por tanto se puede controlar con facilidad como ordenar que movimientos tiene que hacer, las fotografías a realizar, grabar imagen y sonido, y todo ello en tiempo real.

Una vez que se obtuvieron los resultados del estudio, la OCU ha solicitado a la AECOSAN (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición), la retirada de los mismos hasta que se garantice la seguridad. Al mismo tiempo la OCU, también se ha puesto en contacto con las empresas responsables para advertir sobre estos riesgos y pedir de forma inmediata que se tome medidas respectivamente.

La OCU advierte que la normativa de seguridad de los jueguetes y la de los productos no tiene en cuenta los riesgos que la conexión a internet supone, por ello pide: que las autoridades tomen las medidas necesarias para que creen normativas que regulen estos dispositivos nuevos y así garantizar la seguridad y en cuento a los fabricantes que retiren de forma inmediata los productos del mercado hasta que los fallos de seguridad sean subsanados y que se impliquen en la seguridad.

Otros resultados del estudio

En el estudio hubo otros juguetes que se analizaron com fueron el perro robot Tejsta, el Minion MIP Turbo Dave o el BB8, son robots teledirigidos, hay unos que hablan otros que responden a la voz del usuario o que responden al tacto de la mano. Haciendo referencia al perro Teksta es el único que no necesita aplicación alguna para que funcione correctamente. En cuanto a los otros dos juguetes no presentan fallos de seguridad como los presentados en los juguetes retirados, sin embargo, al no establecer una contraseña para la conexión bluetooh con el tel´ono podrían ser controlados por terceras personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos