Los periodistas castigan a Gabriel Rufián y premian a Aitor Esteban

Los periodistas castigan a Gabriel Rufián y premian a Aitor Esteban

La asociación de periodistas parlamentarios entrega sus tradicionales premios navideños en una noche en la que el PNV triunfó en tres categorías

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Lo celebró Ana Pastor, cuartillas en mano, en su ya tradicional discurso navideño en clave de humor: “Aitor hoy ha recibido un premio, pero recibió también el otro día un premio que se llama cupón”. Bromeaba la presidenta del Congreso con el Cupo vasco en una legislatura en la que el PNV juega sus cartas y la noche en la que Aitor Esteban salió vencedor del galardón más destacado que otorga la Asociación de Periodistas Parlamentarios, el Emilio Castelar al mejor orador.

El portavoz de los nacionalistas vascos en la Cámara baja no fue el único de su formación en subir al escenario. Tres nominaciones tenía el PNV y en las tres categorías triunfó. Jokin Bildarratz fue distinguido como Senador del año. Y en el apartado del Parlamentario más activo destacó el diputado omnipresente Mikel Legarda. “¡Nunca nos había pasado! ¡No es habitual!”, aplaudían los asesores del grupo.

Ciudadanos, en cambio, se fue con las manos vacías. Y eso que la suya fue la representación política más nutrida de la noche. Albert Rivera, el único de los cuatro principales líderes políticos que asistió a la ceremonia en el Hotel Palace de Madrid, optaba tanto al Emilio Castelar como al Azote de la Oposición, un galardón que se llevó Mariano Rajoy y que, en su ausencia, recogió la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, entregada a las bondades del jefe. También en las filas del PP se celebró el Eurodiputado del año, que desde Estrasburgo agradeció Esteban González Pons.

En cuanto al Azote del Gobierno fue a parar a Unidos Podemos. En este caso por la labor de Irene Montero, la portavoz de la coalición en el Congreso, que lo compartió con las periodistas que trabajan a pie de pasillo en la Cámara baja. En su mesa celebraron también el premio al Senador Revelación, que recogió Óscar Guardingo.

Premios y castigos

Uno de los galardones que con más cariño reciben los parlamentarios fue a parar al PSOE. Margarita Robles, habitual de los corrillos y siempre presta a responder dudas, agradeció el Luis Carandell a la mejor relación con los periodistas. La cruz, el Castigo para la prensa, se la llevó Gabriel Rufián, aunque ni el diputado ni nadie de Esquerra asistió a la cita por la coyuntura política en Cataluña.

Los socialistas no salieron mal parados de la cena. Además de Robles, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, fue sorprendido con el premio de Diputado Revelación tras más de ocho años en el Congreso, pero eso sí, la legislatura en la que ha ejercido de portavoz interino en la Cámara. Y Odon Elorza, representante por Guipúzcoa y exalcalde de San Sebastián, fue reconocido como Parlamentario 2.0 por su trabajo intenso en las redes sociales.

Los zombies del Parlamento

“¿Qué protocolos tiene adoptados el Gobierno ante la posibilidad de un apocalipsis zombi?”. La inquietud es real y la formuló el 28 de febrero el senador de Compromís, Carles Mulet, que ayer recogió el premio a la Pregunta del millón. No hay Respuesta del millón, pero probablemente se la habría llevado el Ejecutivo, que duda de que los zombis, “por muchos que sean”, puedan llegar a generar ese escenario y no tiene previstas líneas de actuación en caso de fin del mundo. “Poco se puede hacer llegado ese momento”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos