Colau: «No soy independentista, la ruptura con PSC es cuestión de democracia»

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. / EFE

La alcaldesa de Barcelona ha reiterado su plan después de haber anunciado la ruptura del pacto municipal con el PSC

AGENCIASBarcelona

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reiterado este lunes que ella no es independentista y que la ruptura del pacto municipal con el PSC, votada por las bases de su formación Barcelona en Comú (BComú), "tiene que ver con la democracia".

Colau ha respondido en declaraciones a RAC1 a Miquel Iceta, que la había acusado de independentista, que esa ruptura del pacto no significa haber "elegido independencia" en el actual panorama político; "no soy independentista y he sido muy crítica con la DUI", ha dicho.

Más información

La ruptura "tiene que ver con la democracia y con la tristeza por la aplicación del 155, un hecho insólito y terrible que el PSC no ha condenado, sino que ha construido", ha añadido la alcaldesa de Barcelona.

La militancia de BComú ha aprobado, con un 54% de votos favorables, romper el pacto de gobierno que mantenía con el PSC en Barcelona por el apoyo de los socialistas catalanes a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

11 de 41 concejales

La formación que lidera Colau gobernará ahora solo con el apoyo de 11 de los 41 concejales que tiene el consistorio. Incluso Colau, que no ha querido desvelar qué votó, ha comentado que se siente "identificada plenamente con el resultado".

La alcaldesa ha destacado que "muchos no reconocemos los últimos movimientos del PSC" y ha dicho que Iceta "nos deja a todos perplejos porque no solo se alinea con el apoyo de Pedro Sánchez a Rajoy, sino que también se hace 'selfies' con Albiol e incluye en sus filas Unión Democrática y Societat Civil Catalana".

Ha añadido que "todo esto es legítimo", pero que "es perjudicial para Cataluña que el partido socialista haya hecho este viraje a la derecha". Colau ha defendido que "trabajamos para mostrar que hay un espacio que no se identifica con los dos bloques, ni DUI, ni 155" y ha resaltado que el Ayuntamiento de Barcelona es la única gran institución "que queda funcionando con cargos electos elegidos por ciudadanía", tras el 155 aplicado al Parlament y a la Generalitat.

No prolongar el proceso soberanista

Iceta, por otra parte, ha comentado que solo reeditaría un tripartito junto a ERC e ICV -ahora bajo el paraguas de los 'comuns'- si se descarta la vía unilateral hacia la independentista y se aboga por llegar a pactos y consensos: "Si es para prolongar el proceso no estaremos".

Lo ha dicho en el libro Iceta. El estratega del Partido Socialista (Ediciones B), del periodista Raúl Montilla, escrito antes de que los 'comuns' rompieran el pacto de gobierno en Barcelona con el PSC y de que Iceta avisara el pasado viernes de que, en tal caso, será "muy difícil" llegar a acuerdos con los 'comuns' para llegar a la Generalitat.

En el libro, Iceta destaca que el PSC quiere llegar a acuerdos tras las elecciones del 21 de diciembre con aquellos partidos que quieran negociar y resolver el problema: "Si el objetivo político es encontrar un buen acuerdo que dé más autogobierno, mejor financiación y que permita que los catalanes voten ese nuevo pacto, para eso sí; para otra cosa, no".

El líder socialista repasa los dos tripartitos -el primero encabezado por Paqual Maragall entre 2003 y 2006, y el segundo por José Montilla entre 2006 y 2010-, y señala que "en Madrid, el 'papus' era ERC: La dirección del PSOE consideraba que ERC daba al gobierno una coloratura independentista, radical y de inestabilidad".

"Mucha gente consideraba que pactar con ERC era, de alguna manera, un riesgo de radicalización. Pero visto lo que ha pasado, aquello fue un gobierno moderadísimo y ordenadísimo", defiende Iceta, que subraya los grandes avances en materia social y de autogobierno que se lograron con los dos tripartitos.

También reivindica el esfuerzo de los socialistas por el nuevo Estatut -si bien él era más partidario de reformarlo para mejorarlo antes que redactar otro distinto-, y lamenta que los soberanistas quisieran apropiarse del texto tras la sentencia del Tribunal Constitucional.

Fotos

Vídeos