Circula ebrio, colisiona, huye y es localizado por el aceite que pierde el coche

Vista de la Península de la Magdalena, Santander, con el resto de la ciudad como fondo/A.FERNANDÉZ-El Diario Montañés
Vista de la Península de la Magdalena, Santander, con el resto de la ciudad como fondo / A.FERNANDÉZ-El Diario Montañés

El conductor triplicó la tasa de alcohol permitida

JOSÉ CARLOS ROJO-EL DIARIO MONTAÑÉS

Solo hubo que seguir el rastro del aceite derramado por el vehículo averiado. A las 6:50 horas de esta mañana de sábado, apenas había tráfico en Santander. Solo así se explica que el turismo implicado en el suceso pudiera circular un buen tramo de la vía en dirección contraria. Al volante, el detenido, identificado por la Policía Local de Santander como D.J.L, a los mandos del vehículo y bajo los efectos del alcohol.

Según relata EL Diario Montañés, el vehículo comenzó su periplo estrellandose contra dos motocicletas que estaban estacionadas en la zona. También se empotró contra un comercio de la misma calle. No fue suficiente para detenerlo y el conductor prosiguió su periplo. Entro en una zona peatonal, volvió a colisionar contra un quiosco y otro establecimiento comercial. El golpe fue más fuerte que el anterior, y el vehículo quedó seriamente dañado;aunque no lo suficiente como para impedir que arrancara de nuevo.

Tras recibir varios avisos, la Policía Local de Santander localizó el coche gracias al rastro de aceite que iba derramando por las averías de los golpes sucesivos. Los agentes realizaron la prueba de alcoholemia al conductor, y resultó positiva. Superó, de hecho, el triple de la tasa permitida. Se procedió a su detención y se instruyeron las perceptivas diligencias judiciales. Inmediatamente el vehículo, que mostraba claros desperfectos, fue retirado por una grúa al Depósito Municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos