Dos años de cárcel por homicidio a un hombre que zarandeó al bebé que cuidaba

La Audiencia Provincial de Madrid establece tal condena sobre unos hechos ocurridos en marzo de 2015 en Alcorcón

EFEMadrid

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a dos años de prisión a Marcos V.V. por un homicidio imprudente al causar la muerte de un bebé de cinco meses que cuidaba y a quien zarandeó bruscamente en su domicilio de Alcorcón en 2015.

El tribunal le impone una pena inferior a los cuatro años de cárcel solicitados por la Fiscalía al no apreciar que concurran circunstancias agravantes y al considerar que el zarandeo se produjo "sin la previsibilidad de causarle la muerte al bebé".

La sentencia considera como hechos probados que Marcos, de 47 años y de origen dominicano, se encontraba el 17 de marzo de 2015 al cuidado de la recién nacida en el domicilio de Alcorcón en el que el hombre convivía con la menor y con los padres de ésta.

"Por razones desconocidas", explica el tribunal, el hombre agarró fuertemente por la cintura al bebé y le zarandeó, lo que ocasionó que el recién nacido entrara en coma y muriera dos días después en el hospital 12 de Octubre de Madrid debido a un fallo multiorgánico.

El pasado 15 de noviembre el jurado popular que juzgó a Marcos le declaró culpable por la muerte del bebé, pero negó la posibilidad de que éste lo hiciera a propósito, sino que actuó con "culpa consciente" porque con su zarandeo "no pudo prever" que el menor falleciera.

Explica el tribunal que no actuó con dolo eventual -aceptar el resultado de muerte como algo posible-, como alegaba la acusación particular, sino que con su acción no quería causar daño y confiaba en que no iba a matar al bebé, aunque advirtiera de forma "muy remota" el peligro.

Durante su declaración en el juicio, el condenado aseguró que vio a la recién nacida que le costaba respirar y le sujetó por las axilas, pero negó haberle movido o zarandeado, al tiempo que manifestó que "la quería como a un hija".

Sin embargo, los peritos desmintieron la versión del acusado y manifestaron que las lesiones que presentaba el bebé eran "atribuibles a un zarandeo violento" e insistieron en que para causar la muerte debió ser de una intensidad "importante".

Además de la pena de cárcel, el tribunal también condena a Marcos V.V. a indemnizar con 105.448 euros a los padres del bebé fallecido, cantidad que solicitó la Fiscalía en sus conclusiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos