21 años de la tragedia del camping de Biescas

Estado en el que quedó el camping Las Nieves de Biescas tras la riada que causó 87 muertos. / Reuters

Un 7 de agosto como hoy, el agua se llevó por delante en menos de 45 minutos la vida de 87 personas en el barranco de Arás del Pirineo aragonés

EL NORTEValladolid

Era temporada alta y el camping Las Nieves de Biescas -uno de los más afamados del Pirineo aragonés- se encontraba al completo. Seiscientas personas de distintos países disfrutaban de las vacaciones en el bello paraje del barranco de Arás cuando comenzó a llover en una tarde de 7 de agosto de un calor pegajoso y sofocante.

En 45 minutos, el agua (que acumuló un caudal de 742 m3 por segundo) se convirtió en una terrible riada que se llevó por delante piedras, rocas, lodo, caravanas, coches, parte de la carretera al municipio oscense de Biescas y la vida de 87 personas, dejando heridas a otras 187. La fuerza de la riada fue tan rápida y violenta que algunos de ellos fueron localizados a más de cuatro kilómetros del camping. Incluso, el cadáver de la víctima número 87 ( el niño Xavier Martínez Domenech, de seis años), no fue encontrado hasta un año después, cuando las máquinas comenzaron a mover el terreno para reparar el cauce del barranco próximo a donde estaba el camping.

21 años después aún queda el recuerdo de ese terrible 7 de agosto de 1996, que unió el nombre de Biescas al de una de las mayores catástrofe natural de los últimos 50 años en España.

Fotos

Vídeos