Puigdemont pide al Senado dar una conferencia sobre el referéndum

Carles Puigdemont.
Carles Puigdemont. / Toni Albir (Efe)
  • El presidente de la Generalitat envió el pasado 9 de marzo una misiva al presidente de la Cámara Alta, Pío García-Escudero, que la ha recibido pero no ha respondido todavía

El presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, ha enviado una carta al presidente del Senado, Pío García-Escudero, en la que le solicita usar el Antiguo Salón de Sesiones para pronunciar una conferencia sobre el referéndum de independencia de Cataluña.

Puigdemont envió tal misiva el 9 de marzo por correo certificado y fuentes del Govern han asegurado que Pío García-Escudero la había recibido pero sin responderla aún. "Le comunico el deseo del Gobierno que presido de celebrar una conferencia con el título 'El Referéndum catalán' en el Antiguo Salón de Sesiones del Senado", inicia la carta.

El presidente de la Generalitat prosigue explicando que no se le ocurre "mejor escenario que éste para pronunciar dicha conferencia", teniendo en cuenta la función de representación territorial de la Cámara. Además, defiende su conferencia teniendo en cuenta "el necesario diálogo que debe presidir la acción política", y propone poder intervenir el 24 de abril. Si para entonces no estuviese disponible la sala, Puigdemont explica que se adaptará "a otra fecha cercana", a la espera de recibir una respuesta del presidente de la Cámara.

De acabar produciéndose, Puigdemont llevaría al Senado la conferencia que protagonizó en el Parlamento Europeo junto al vicepresidente, Oriol Junqueras, y el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, en la que defendieron un referéndum como respuesta a la demanda mayoritaria de los catalanes y apostaron por pactarlo con el Estado.

Puigdemont y Junqueras habían publicado este pasado lunes un artículo conjunto en El País en el que proponen al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un "referéndum acordado" sobre la independencia de Cataluña como el que pactaron Reino Unido y Escocia. Ambos dirigentes daban prioridad al diálogo y piden al Estado que se siente en una mesa de negociación, pero avisando de que harán lo indecible para celebrar el referéndum si finalmente no hay pacto.

Las «querellas ideológicas» no frenan el debate

La presidenta del Parlament catalán, Carme Forcadell, ha avisado por su parte de que las "querellas ideológicas" de la Fiscalía contra el soberanismo no frenarán el debate sobre la independencia de Cataluña en la Cámara catalana.

Lo ha dicho en su cuenta de Twitter después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) desestimara sus recursos contra la admisión a trámite de querellas de la Fiscalía por permitir la votación de iniciativas soberanistas. "Pese a las querellas ideológicas de la Fiscalía, en el Parlament seguiremos hablando de todo lo que preocupa a la ciudadanía", ha defendido Forcadell.

La Sala Civil y Penal del TSJC ha desestimado estos recursos, por lo que confirma la admisión y unificación en una sola causa las dos querellas presentadas, sumándose esta segunda a la que ya se investiga contra Forcadell por no frenar la votación de las conclusiones de la comisión constituyente.

La segunda querella de la Fiscalía acusa a Forcadell por "su contumaz y obstinada voluntad de incumplir" los mandatos constitucionales, y, a diferencia de la primera, señala también al vicepresidente de la Cámara catalana, Lluís Corominas; la secretaria primera, Anna Simó, y la secretaria cuarta, Ramona Barrufet (todos, de JxSí).

La querella relata que el 5 de octubre de 2016 la Mesa del Parlament, con los votos favorables de los querellados, admitió a trámite dos propuestas de resolución presentadas conjuntamente por JxSí y la CUP referidas a la convocatoria de un referéndum vinculante sobre la independencia y la realización de un Proceso Constituyente en Cataluña.