Las comunidades quieren ser como Castilla y León

fotogalería

Juan Vicente Herrera interviene en el Congreso Nacional del Partido Popular. / G. VILLAMIL

  • El equilibrio entre el medio rural y urbano y la gestión equitativa entre lo privado y lo público, sustentan el modelo educativo que Herrera ha exportado al PP nacional

En materia de Educación no hay quien pueda con Castilla y León y así se lo han dicho al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, algunos de los compañeros del PP que han presenciado y participado en la ponencia que él mismo ha defendido. En público lo ha hecho el presidente de los populares canarios, Asier Antona que no ha ocultado la «envidia» que le produce el lugar que ocupa la comunidad en los ránkings educativos. Antona defendía, en ese mismo escenario, los valores de la innovación para incluir en el ideario del partido pero lo hacía después de haber escuchado la intervención de Herrera que, a juzgar por la imagen de la primera fila de la sala, parecía que estaba rindiendo cuentas ante su Consejo de Gobierno.

más información

En primera fila han escuchado al presidente Juan Vicente Herrera siete de sus nueve consejeros incluido el responsable de Educación, Fernando Rey, que se sienta cada jueves en el Colegio de la Asunción como independiente. Herrera ha defendido desde «la realidad y el realismo» el modelo de gestión educativa que ha convertido a Castilla y León en un referente en este sentido y, como si estuviera en cualquier escuela de pueblo, lo ha explicado de una forma sencilla.

Ha empezado marcando el escenario: Castilla y León es la comunidad más extensa de España; con el 75% de sus 2.248 municipios con menos de 500 habitantes y marcada por la dispersión y la despoblación. La idea era llevar al auditorio hasta la realidad del día a día de las familias que, con hijos de entre 6 y 16 años, no quieren trasladar a sus pupilos a 30 kilómetros de distancia entre sus hogares y las escuelas. Eso se consigue manteniendo unidades educativas con cuatro alumnos en el medio rural, ha dicho Herrera, y «desarrollando un potente y costoso sistema de transporte escolar». En Castilla y León, el 40% de la Educación Primaria y Obligatoria se gestiona en el medio rural y eso supone un «encarecimiento», en palabras del presidente, justificado en el objetivo de garantizar el derecho a la Educación «vivan donde vivan los niños». Y para muestra, un botón. Educar a un niño en un pueblo cuesta el 40% más que hacerlo en las ciudades.

Bonos educativos

No obstante, lo que ha buscado en todo momento Herrera es que sus compañeros se metan en la cabeza que la «escuela pública es esencial» con la idea de «centrar algunos debates más teóricos, a veces estériles y en otros casos inaplicables» que pudieran surgir después en la defensa de las ponencias presentadas por los compañeros. En ese contexto se encuadra la enmienda que defendía los bonos educativos y que finalmente fue rechazada. «Las respuestas las tenemos que dar desde lo público», había sentenciado previamente Herrera

En definitiva, y como premisa fundamental, el presidente de Castilla y León quiere que su partido conjugue «de la forma más equilibrada posible» los principios de libertad y responsabilidad. Ha defendido el principio de neutralidad de la educación pública y su equilibrio con la privada que, en el caso de Castilla y León, se mide en el 70 y 30%, respectivamente. En ese sentido, ha compartido una propuesta que está impulsando ya está comunidad, que se hace también en Madrid (ha citado en varias ocasiones a esta región) y que consiste en aportar la mayor autonomía de los centros para desarrollar su propio proyecto educativo en función de las necesidades de sus alumnos y de entorno.

Finalmente, el presidente ha animado a los suyos a perseguir los tres objetivos para él fundamentales: calidad, equidad y empleabilidad en la Educación con el mismo grado de compromiso porque «la calidad sin equidad es elitismo; la equidad sin calidad, es paternalismo inútil, y un sistema educativo que no prepare a los jóvenes para el empleo, no puede tener calidad».