Méndez de Vigo, sobre el juicio del 9-N: «Que nadie pretenda estar eximido de los tribunales»

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo.
El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo. / EFE
  • El portavoz del Gobierno insiste en mantener «tranquilidad» durante el proceso que sienta en el banquillo al expresidente catalán Artur Mas y las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha dicho este viernes que, en relación al juicio por la consulta del 9-N que sienta en el banquillo al expresidente Artur Mas y las exconselleras Irene Rigau y Joana Ortega, "nadie puede pretender estar eximido de acudir a la llamada de los tribunales" por muy alto cargo que tenga.

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Méndez de Vigo ha insistido en que, además, a la llamada de los tribunales hay que acudir con "tranquilidad" porque en España la justicia es independiente, y esa contraposición que a veces se hace entre ley y democracia "no tiene mucho sentido" y carece de rigor.

El también ministro de Educación, Cultura y Deporte ha recordado que el pasado jueves el recién elegido presidente del Parlamento europeo, Antonio Tajani, dejó "muy claro" que el debate sobre el futuro de Cataluña es una cuestión interna, que debe resolverse con arreglo a la legislación del Estado miembro.

Según Méndez de Vigo, Tajani además comentó que los ordenamientos constitucionales de los estados miembros son también parte del marco legal de la Unión Europea y, por ello, quien actúe contra la Constitución de un Estado miembro estará actuando contra una parte del marco legal europeo.

En definitiva, que la competencia territorial de un Estado compete al Estado miembro. El portavoz del Gobierno también ha hecho hincapié en que "esto es bueno que se diga y que se cuente" para que los catalanes "sepan la verdad". "No hay que engañar a la gente", ha aseverado.

Además, ha considerado que "esto es bueno que se interiorice" y al presidente catalán, Carles Puigdemont, le ha aconsejado que en lugar de ir a Bruselas a hablar a unos amigos en una sala, se vaya a hablar con las autoridades europeas.