Maillo, sobre la sentencia de Gürtel: «Quien la hace, la paga»

Fernando Martínez-Maillo (dcha.).
Fernando Martínez-Maillo (dcha.). / EFE
  • La condena a los cabecillas de la trama que puso en jaque al PP coincide con la inauguración del XVIII Congreso Nacional del partido

Ocupados en que el debate sobre el futuro de María Dolores de Cospedal no enturbie un congreso que esperan y desean tranquilo, a los populares les ha sorprendido la noticia sobre la condena a prisión a los cabecillas de la trama Gürtel. El vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo, ha salido al paso con el ánimo de impedir que la sombra de la corrupción enturbie el cónclave del que Mariano Rajoy saldrá reelegido presidente del partido. "Quien la hace la paga, sea quien sea", ha solventado tras celebrar que la justicia "funcione".

En otro tiempo solía ser así. Cuando los escándalos lastraban el día a día de la organización, no había cita que se librara de la aparición de nuevos casos o indicios inesperados. Este viernes, sin embargo, los populares dan amortizada la corrupción. En la dirección entienden que la factura se pagó ya en las urnas y se esfuerzan por dejar atrás el "pasado".

De hecho, el PP ha transitado de la defensa al ataque. Así, la ponencia de estatutos que se debate esta misma tarde en el XVIII Congreso Nacional del PP recoge una enmienda del diputado por Granada, Carlos Rojas, que apuesta por promover la "rehabilitación reputacional" y que aquellos cargos apartados de manera "injusta" por corrupción puedan ser recuperados públicamente cuando los tribunales sentencien.

Cospedal, en el punto de mira

Las preocupaciones del partido hace mucho que se centran en otros aspectos polémicos. Y la gran controversia de este cónclave es la omnipresencia de Cospedal en el Gobierno y la formación. Martínez-Maillo continúa negociando las enmiendas que abogan por limitar la aglomeración de cargos en manos de una sola persona, y en este sentido es partidario de recoger parcialmente una propuesta del número dos de Esperanza Aguirre en el Ayuntamiento de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna. Ese texto apuesta por promover de manera “gradual” la separación y acumulación de los puestos institucionales y orgánicos.

Hay quien no descarta que incluso este mismo viernes Rajoy despeje si Cospedal sigue siendo su número dos en la cúpula del PP y sofoque el debate. Lo que sigue en el aire es la creación de una coordinación general, que podría recaer en Martínez-Maillo, y que aligeraría el trabajo de la secretaria general. "Es una opción", ha reconocido el vicesecretario de Organización en la Cadena Cope. Todo depende, en cualquier caso, de lo que el presidente decida.