Empresarios valencianos llegan a Anticorrupción para confesar pagos al PP

Ricardo Costa (izq.) y su abogado.
Ricardo Costa (izq.) y su abogado. / REUTERS
  • Acusados en las piezas del caso Gürtel, firmarán acuerdos para confesar los hechos a cambio de una rebaja en sus penas

Varios de los empresarios acusados en las piezas del caso Gürtel sobre la financiación ilegal del Partido Popular de Valencia se encuentran ya en la sede de la Fiscalía Anticorrupción de Madrid para firmar los acuerdos en los que confesarán los hechos a cambio de una rebaja de sus penas.

Entre los empresarios que han acudido a la Fiscalía están, al menos, Vicente Cotino Escribá (sobrino del expresidente de Les Corts Valencianes Juan Cotino) y Gabriel Alberto Batalla Reigada. Son dos de los seis empresarios que aún no habían pactado con la Fiscalía, pues otros tres (Enrique Ortiz, Alejandro Pons Dols y José Francisco Beviá) ya lo hicieron hace meses a cambio de una rebaja de la condena.

A cambio de su confesión, la Fiscalía rebajaría la petición de pena para ellos a menos de dos años de cárcel, con lo que no entrarían en prisión. Estos acusados admitirán que financiaron de forma ilegal al PP en campañas electorales a través de pagos ficticios a empresas de la red Gürtel en Valencia.

El juicio de tres piezas de la trama Gürtel en Valencia comenzará en marzo en la Audiencia Nacional, cuando se juzgará a 20 acusados, entre ellos cinco excargos del PP de Valencia como Ricardo Costa y Vicente Rambla, por delito electoral y falsedad en las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y las generales de 2008 y por delito fiscal.

Por estos hechos, la Fiscalía pide 7 años y 9 meses de cárcel para Ricardo Costa (entonces secretario general del PPCV), Vicente Rambla (exvicepresidente del gobierno valenciano), David Serra (exvicesecretario del PPCV) y Cristina Ibáñez (exgerente del PPCV).