Sólo PP y PSOE respaldan en el Senado acuerdos de Conferencia de Presidentes

Mariano Rajoy, tras la conferencia de presidentes.
Mariano Rajoy, tras la conferencia de presidentes. / Efe
  • Los 21 senadores del grupo Unidos Podemos-En Comú Podem y En Marea han votado en contra

El Senado ha aprobado hoy, con los 211 votos de populares y socialistas, la moción del PP en la que se pedía el respaldo de la Cámara Alta a los acuerdos adoptados en la VI Conferencia de Presidentes, mientras que los 21 senadores del grupo Unidos Podemos-En Comú Podem y En Marea han votado en contra.

La moción, que contó con 22 abstenciones de ERC, Grupo Mixto y grupo parlamentario vasco, ha incorporado las enmiendas socialistas que pedían atraer los debates territoriales a la Cámara Alta e introducir, en primer lugar, un monográfico sobre educación.

También se han incorporado a la moción alguna enmienda del Grupo Mixto, entre ellas una de Nueva Canaria en la que se reclamaba la celebración en el Senado de un debate anual, similar al que se produce en el Congreso sobre el estado de la nación. En concreto, la senadora de NC María José López pidió que se diera "estricto cumplimiento" al artículo 56 del Reglamento de la Cámara, convocando anualmente una sesión plenaria para analizar el estado de las autonomías.

En la defensa de la moción popular, la senadora del PP Clara Isabel San Damián ha instado a que se reconozca el "esfuerzo de diálogo· de los representantes territoriales pero también ha criticado la ausencia en la Conferencia de Cataluña y el País Vasco a quienes ha dicho: "ningún responsable político debería ausentarse jamás de los foros donde se debaten los asuntos que afectan a los ciudadanos y sus gobiernos".

En este sentido, el senador socialista Marcelino Iglesias ha pedido al Gobierno que "no lance las campanas al vuelo" con la Conferencia de Presidentes con un discurso autocomplaciente y le ha recordado que el hecho de que no acudiera Cataluña ni el lehendakari "no es un tema menor" y es algo sobre lo que el Ejecutivo debe "reflexionar".

Por su parte, el senador del grupo Unidos Podemos Óscar Guardingo ha constatado dos fracasos: el institucional, que se tenga que convocar una Conferencia de Presidentes cuando el Senado debería servir en sí para articular la relación entre territorios y la ausencia de catalanes y vascos, dos autonomías muy importantes por su carácter fundacional del Estado de las autonomías.

Mientras, la senadora de ERC Mirella Cortés ha señalado que Cataluña no se niega al diálogo, pero deberá ser de "igual a igual" entre Cataluña y el Estado español". La senadora de ERC ha añadido que Cataluña "ha superado ya el autonomismo y ha iniciado la vía de la independencia" y, por ello, ha insistido en un debate bilateral de política de Estado para afrontar el principal tema: el referéndum.

Otras reacciones

Para el senador del Grupo Mixto Jordi Navarrete, la Conferencia ha sido un buen inicio y tras ella el Senado sale reforzado. No obstante, Navarrete ha comentado que, desde Compromís, siempre se quiere más y por ello su partido había presentado una enmienda -que no fue aceptada- en la que se exigía ampliar la función de control y supervisión de la Cámara Alta.

En la misma línea, la senadora canaria María del Mar del Pino Julios ha planteado varias enmiendas, entre ellas una que fue aceptada y que pedía el reconocimiento de la condición ultraperiférica del archipiélago. En su intervención, el senador del grupo vasco José María Cazalis ha denunciado la falta de cauces de diálogo entre el Gobierno central y vasco como la actualización del cupo, los temas de paz y convivencia, el desarme de ETA y la política penitenciaria.

Así, Cazalis ha subrayado el paisaje "desértico" en el que ahora parecen brotar "las flores autonomistas" de las últimas semanas. Con estos antecedentes, ha dicho, cuesta creer que se esté ante un nuevo tiempo y también que esos brotes no se deban sólo "a una tormenta pasajera". Cazalis ha dicho que le hubiera gustado que el PP hubiera instalado un sistema de regadío para que el desarrollo de la plurinacionalidad del Estado fuera duradero.