Tres detenidos por la agresión sexual denunciada por una joven en Bilbao

Calle donde ocurrieron los hechos.
Calle donde ocurrieron los hechos. / Borja Agudo
  • Una cámara de vigilancia grabó a dos individuos que mantenían supuestas relaciones sexuales con la víctima, mientras un tercero lo registraba todo con el teléfono móvil

La Ertzaintza detuvo ayer a tres jóvenes por su presunta relación con la agresión sexual denunciada por una chica hace dos semanas y media en el barrio bilbaíno de Santutxu, informaron ayer a este periódico fuentes solventes. Dos de los arrestos se practicaron en Bilbao y uno en Barakaldo.

La muchacha, de 18 años, sólo recordaba algunos detalles sueltos de lo ocurrido cuando despertó en una zona de Santutxu que no conocía, semidesnuda y dolorida. Sobre el caso, que está instruyendo el Juzgado de Instrucción número 6 de Bilbao, pesa el secreto de sumario.

Los hechos denunciados por la joven se produjeron el sábado 14 de enero, aunque la víctima no se presentó en el hospital de Basurto hasta el día 16, manifestando que sufría una laguna de memoria desde que salió de una discoteca del centro de Bilbao, sobre las tres de la madrugada. Según dijo, creía que alguien podía haberle echado en la bebida alguna sustancia para provocar esos efectos. Como en todos los casos con sospecha de sumisión química y pese al tiempo transcurrido, en el hospital los forenses recogieron a la víctima muestras de sangre y orina para comprobar si había consumido tóxicos.

Al recibir la denuncia, la Ertzaintza abrió una investigación para aclarar lo sucedido. El caso dio un vuelco al descubrirse un vídeo grabado por una cámara de videovigilancia instalada en la zona de Santutxu donde se produjo la presunta agresión. Al parecer, en las imágenes se ve a dos individuos manteniendo contactos sexuales con la chica, mientras un tercero lo graba con el móvil.

Los investigadores tomaron declaración a empleados de la discoteca, amigas de la víctima y otros posibles testigos, y rastrearon teléfonos móviles y cámaras de videovigilancia en el recorrido que pudo hacer la joven desde el centro de Bilbao hasta el barrio alto de Santutxu.

Sin recordar lo ocurrido

Una vez que lograron identificar y localizar a los jóvenes que aparecen en las imágenes, los agentes procedieron ayer a primera hora de la mañana a su detención.

El Departamento vasco de Seguridad confirmó que otra mujer denunció el martes haber sido víctima de una agresión sexual el pasado fin de semana en Bilbao. Según el relato de los agentes que la atendieron, los hechos se produjeron el sábado 28 de enero en una vivienda del barrio de San Francisco, donde se despertó sin recordar lo que había ocurrido.

Se trata del cuarto caso de supuesta agresión sexual denunciado en Bilbao por mujeres, algunas muy jóvenes, desde el mes de noviembre. El 6 de diciembre, una chica de 19 años amaneció en el parque de Doña Casilda, semidesnuda y en compañía de un desconocido. La joven, que había estado la noche anterior tomando unas copas por el centro de Bilbao, no recordaba el resto de la velada. La Ertzaintza detuvo el 2 de enero a un joven de 21 años en Beasain como presunto autor de esta agresión sexual. A mediados de noviembre, otra veinteañera con amnesia que había estado de fiesta denunció un episodio similar.