Rajoy no anticipa medidas ante los pasos del soberanismo y pide cumplir la ley

Mariano Rajoy.
Mariano Rajoy. / Efe
  • Reitera que mensajes como 'España nos roba' son absurdos y que así lo admiten dirigentes "importantes" catalanes, en alusión a Rufián

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insistido en que tiene dos prioridades sobre Cataluña, que son mantener un diálogo pero también "que se cumpla la ley", y ha asegurado que los defensores de un referéndum de independencia "saben" que no pueden llevarlo adelante ni el Ejecutivo autorizarlo, porque es ilegal. "Es inaceptable". En rueda de prensa en La Valeta (Malta), tras una reunión con los líderes de la UE, Rajoy ha recalcado que su gobierno tiene "muchas obligaciones", pero que la más importante es preservar la ley "y no violarla sabiendo que estaría haciéndolo".

"Vamos a hablar, pero desde luego todos tenemos que comprometernos a cumplir la ley porque si no, no estamos en el espacio europeo sino en otra cosa distinta, decidiendo cada cual lo que hace o deja de hacer. Así es imposible una convivencia razonable", ha dicho el presidente.

Rajoy se ha mantenido en este argumento ante las preguntas de los periodistas sobre la situación en Cataluña y no ha querido "adelantar acontecimientos" sobre qué hará el gobierno si finalmente se convoca una consulta, se le pone fecha y se organiza la forma de votación.

Ha insistido en pedir a los dirigentes catalanes que sean conscientes de que "no se puede actuar así", que un gobierno y un parlamento democráticos no pueden saltarse la ley ni pretender que otros se la salten, porque eso es "inaceptable". Sí ha asegurado que hay conversaciones para cerrar un encuentro con el presidente de la Generalitat de Catañuña, Carles Puigdemont, aunque de momento no está fijada ninguna fecha.

La reunión sobre financiación

El presidente ha insistido en la importancia de mantener abiertas las vías de diálogo y ha invitado a Cataluña a que participe en ellas. "Venga usted a la reunión sobre financiación autonómica", ha dicho dirigiéndose a los dirigentes de la Generalitat y tras la ausencia de Puigdemont de la Conferencia de Presidentes.

Y ha censurado expresiones como la de 'España nos roba'. "No recuerdo quién, debía ser un dirigente político importante, que decía que no compartía ese criterio", ha ironizado Rajoy en la rueda de prensa refiriéndose a una reciente entrevista del portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en la que negaba esa afirmación.

"Espero que dialoguemos y seamos capaces de hablar. Pero insisto, lo más importante es que un país no puede liquidar la ley por las decisiones que puedan tomar de manera irresponsable algunos dirigentes políticos", ha concluido. Por último, Rajoy no ha querido opinar sobre la investigación en Cataluña contra el supuesto cobro de comisiones por parte de Convergencia y ha expresado su respeto al trabajo judicial. "Yo tampoco debo contribuir a generar más tensión de la que hay", ha añadido.