Prisión para un individuo acusado de abusar de una menor con discapacidad

  • Era vecino de la víctima y acudía con bastante frecuencia a recogerla al colegio donde se encontraba matriculada

Un individuo duerme en la prisión de Albolote desde hace diez días después de ser acusado de presuntos abusos sexuales cometidos contra una menor de edad discapacitada y vecina de la capital granadina, según ha podido saber el diario Ideal. Los hechos fueron denunciados por la madre de la menor hace algo más de tres semanas.

Las sospechas planearon desde el principio sobre un vecino de la joven, quien se encargaba de recogerla del colegio casi a diario y desde hacía algún tiempo considerable. Tras la correspondiente investigación policial y forense para encontrar pruebas de los presuntos abusos sexuales, los investigadores del grupo de la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de la Policía Nacional de Granada procedieron a detener al individuo que ahora se encuentra en prisión. El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Granada, aquel día en funciones de guardia, tuvo muy claro que había fundados indicios para enviar a la cárcel de forma provisional al único detenido por la Policía Nacional en este caso. La causa la investiga ahora el Juzgado de Instrucción número 7 de Granada.

Aunque la denuncia por estos presuntos abusos es relativamente reciente, las agresiones sexuales vienen de tiempo atrás y se han podido ir sucediendo en el tiempo sobre la menor, que sufre una discapacidad. La instrucción de la causa sigue adelante mientras este individuo continúa encerrado en la prisión de Albolote.

En este caso de presunto abuso sexual se presentan agravantes por la discapacidad y por la edad de la víctima, menor de edad, lo cual la hacen especialmente vulnerable. Las penas de cárcel por este delito varían de los tres años y un día a los diez años de prisión, tal y como recoge el Código Penal.

Los últimos datos disponibles en el Ministerio del Interior contabilizan 168 denuncias por delitos investigados contra la libertad sexual en Granada en el año 2015, de los cuales sólo cuatro fueron dirigidos por corrupción de menores o incapacitados. Tanto Policía Nacional como Guardia Civil detuvieron por estos hechos a 119 personas vinculados con los hechos esclarecidos en la provincia de Granada.