Monedero cree que «no hay voluntad de acuerdo» por parte de Errejón

Juan Carlos Monedero .
Juan Carlos Monedero . / Efe
  • Afirma que el autogobierno en Euskadi "solo se va a lograr cuando haya una formación de vinculación estatal"

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero cree, tras leer los documentos presentados por el secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, al Asamblea Estatal Ciudadana de Vistalegre II, que "no hay voluntad de acuerdo", y, tras considerar que Errejón quiere un secretario general "disminuido, prácticamente enjaulado", opina que "sería mucho más honesto que se presente a secretario general y deje de dividir a Podemos en una falsa pelea que la gente no entiende".

En una entrevista concedida a Deia, Monedero dice estar "desconcertado con lo que está haciendo Errejón", y añade que, "al tiempo que Iglesias dice unidad, unidad, unidad, se sigue insistiendo en descalificar, en dividir a Podemos, que es algo que nadie entiende en un momento de debilidad del bipartidismo en el que la gente espera una fuerza política con capacidad de frenar el deterioro de las condiciones de vida".

Tras reconocer que siempre ha estado "más cerca de Pablo Iglesias que de Errejón o Bescansa porque Pablo tiene un compromiso con la verdad que le hace saber siempre con qué cosas no hay que negociar", afirma que Errejón "tiene más facilidad para privar la táctica sobre la estrategia, y advierte de que, "por buscar a los que faltan, terminas renunciando a muchas cosas".

"Querer dorar la píldora a los que faltan, al PSOE, al Parlamento... Por no molestar a nadie y contentar a todos, Errejón va a terminar por echar nata a la paella. Eso es lo que hace que en análisis esté mas cerca de Iglesias, lo cual tampoco significa que no tenga una mirada diferente a la de Pablo, de anticapitalistas o Errejón", remarca.

Tras advertir de que las críticas "solo sirven para dividir a Podemos", insiste en que, "después de leer los documentos de Errejón, tengo la sensación de que no hay voluntad de acuerdo" porque "a la mano tendida de Iglesias la contestación es no me toque la corneta, como si fuera un cuartel".

"Cuando uno lee los documentos de Errejón, la conclusión que saca es que quiere un secretario general disminuido, prácticamente enjaulado, y al mismo tiempo una secretaria política muy reforzada", afirma, para considerar que "la conclusión correcta sería que se presente a secretario general y deje de dividir a Podemos en una falsa pelea que la gente no entiende". A su juicio, "sería mucho más honesto que si tu planteas unos documentos que burocratizan el partido, haciendo un partido muy parecido al PSOE, presentes tu candidatura".

Sobre el futuro de Podemos tras Vistalegre II, Monedero recuerda que el secretario general de la formación morada, Pablo Iglesias, "ya lo ha dicho: si gana los documentos de Errejón, se retirará de la secretaria general y trabajará donde sea útil", por lo que espera que "otros sectores tengan la misma generosidad en caso de que pierdan".

"Gusto al parlamento"

En su opinión, "uno de los grandes problemas de Podemos es que en el último año ha dado la sensación de haber cogido gusto al Parlamento". "Es útil, pero eso no debe hacer que caigas en el cretinismo parlamentario, que te empieces a creer que allí pasan cosas mas importantes que lo que le pasa a la gente, porque si un juez ha sido capaz de asumir la dación en pago es porque hay un movimiento popular detrás", advierte.

Monedero califica de "mediocre coalición" el acuerdo entre PP y PSOE y cree "absolutamente evidente que la única oposición es Pablo Iglesias, y eso lo debería de tener claro todo el mundo, también dentro de Podemos".

En cuanto al proceso independentista emprendido en Cataluña, considera que "tiene solución porque es la única posibilidad que tiene Felipe VI de legitimarse". "Si no se solventa el tema catalán, el reinado de Felipe VI será un reinado hueco", añade, para afirmar que el PSOE y el PP "quieren utilizar al PNV para frenar el desafío catalán, pero es muy difícil que puedas frenar una idea a la que le ha llegado su hora".

Según mantiene, España "es plurinacional, y lo dice una persona que ha tardado en entenderlo". "Catalunya es una nación y España una nación de naciones. O nos entendemos como nación de naciones o las que tienen una identidad propia aparte de la posible española van a terminar reivindicándose de manera excluyente", advierte.

En ese sentido, se muestra convencido de que Cataluña, País Vasco, Galicia, "incluso si me apuras Andalucía, están buscando acomodo en una España que les de cabida en una identidad pero que, de la misma forma, les pueda reforzar una identidad particular". No obstante, dice que "no puede ser una decisión unilateral" porque "olo tiene réditos políticos a corto plazo".

Autogobierno en Euskadi

Por otro lado, Monedero afirma que el autogobierno en Euskadi "solo se va a lograr cuando hasta una formación de vinculación estatal". Según señala, el PNV "siempre negoció competencias en virtud de las necesidad del Parlamento español para construir una mayoría, siendo muleta de los grandes partidos".

A su entender, si Podemos en Euskadi "es capaz de construir esa condición de nave nodriza en su relación con el conjunto del Estado, ahí es realmente cuando cobrará sentido el autogobierno porque será una compresión mutua de todos los integrantes del Estado".

Por otro lado, sobre el proceso de paz en Euskadi, Monedero cree que "todos tenemos que hacer por la paz lo que nos corresponda". En ese sentido, añade que "a ETA le corresponde entregar las armas, a Sortu asumir culpas, pedir disculpas y frenar cualquier tipo de deriva por mínima que sea, y al Estado aplicar unas leyes que, por ejemplo acerquen a los presos, que es algo absolutamente evidente". "Tiene que ayudar a que el proceso de paz continúe su curso no utilizando ningún recurso del Estado para poner palos en las ruedas", advierte.

Por otra parte, considera que Podemos en Euskadi "debe de hacer autocrítica". Según afirma, en la última campaña electoral el ahora secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, "le levantó buena parte del discurso de Podemos, que creo que en Euskadi estuvo torpe porque se dejó robar el discurso".

"Mi sensación es que Otegi representó ese papel más fresco, aperturista, sobre todo por el miedo a que Podemos ocupara su espacio. Pero me temo que Sortu tiene un camino por hacer", dice, para añadir que "su biografía es pesada y hay una parte de fondo a asumir". "Fueron derrotados y hay mucha gente a la que debe una explicación por los errores cometidos por los dirigentes", concluye.