El Norte de Castilla

El juez imputa a los padres de Nadia el delito de explotación sexual

vídeo

El abogado de los padres de Nadia. / EFE

  • El magistrado les acusa también de exhibicionismo y provocación sexual

Después de tomar declaración a los padres de Nadia, la niña que tiene una enfermedad rara, el juez de la Seu de Urgell (Lérida) que instruye el caso ha decidido abrir nuevas diligencias contra Fernando Blanco y Margarita Garau, los progenitores de la pequeña que están acusados de haber montado un gran entramado para beneficiarse económicamente de la patología de su hija a través de una enorme estafa. Además de la acusación de estafa grave, que podría llegar al millón de euros, el juez les investigará por exhibicionismo, provocación sexual y explotación sexual, tres delitos nuevos, que se incorporan a la causa y que le dan un vuelco de 180 grados.

Fernando Blanco y Margarita Garau tienen, por tanto, la condición de imputados por nuevos delitos y el juez no ha dado por buena la versión del abogado defensor, que ha negado cualquier carácter pornográfico a las fotos que hallaron los Mossos de la pequeña. Tras la declaración de los padres, el juez mantiene todas las medidas acordadas con anterioridad, es decir, el padre deberá continuar en prisión preventiva y la madre seguirá sin la patria potestad de la niña, que vive con una tía materna en Mallorca.

Ambos progenitores han comparecido en jornada matutina, después de que los Mossos hallaran en el domicilio familiar imágenes de contenido sexual de la pequeña. La madre ha comparecido por espacio de media hora, mientras que el padre ha respondido al magistrado por espacio de una hora. Habían sido citados después de que los Mossos pusieran a disposición del juez imágenes de la pequeña de supuesto contenido sexual.

En su auto, el juez expuso que en las fotos "se puede observar cómo, sin lugar a dudas, una menor de edad se encuentra presenciando relaciones íntimas, de un carácter sexual explícito". Para el juez no hay "una explicación razonable de las mismas", tanto por su evidencia, como por la edad de la menor. También hay imágenes de la niña desnuda que, según el juez, no pueden encuadrarse en "las inocentes" imágenes que cualquier padre podría tener de su hijo "en edades tempranas". Estas fotos son de "evidente contenido sexual", pues se ve a Nadia con las manos en los genitales, haciendo "explícitos cruces de piernas" o exhibición de sus partes íntimas.

Ya estaban acusados de estafa

Los padres de Nadia ya estaban acusados de estafa y habían negado ante el juez que las imágenes halladas por el juez tuvieran carácter sexual o pornográfico, como sí apuntó el magistrado en un auto. Fernando y Marga han comparecido esta mañana para dar cuenta de la naturaleza de las imágenes y para aclarar si las han distribuido en redes pedófilas.

Según ha revelado su abogado, Alberto Martín, son fotos "normales" como las que tiene cualquier familia de sus hijos. "Son de ámbito familiar, personal y natural", ha afirmado. Las imágenes, en las que la niña aparece desnuda fueron tomadas también para hacer "seguimiento de la patología que padece la niña y que afecta a la piel", ha dicho el letrado.

"No hay nada que tenga criterio pornográfico ni sexual", ha apuntado el letrado, que ha señalado que no entiende por qué se investiga sus clientes por delitos de explotación sexual, exhibicionismo y provocación sexual. Eso sí, ha admitido que las fotos tienen un elemento "valorativo" y que su interpretación puede ser "subjetiva" y donde alguien ve una cierta normalidad otro puede ver elementos pornográficos.