El juez ve indicios de que el padre de Nadia la usó para pornografía infantil

vídeo

La niña Nadia Nerea Blanco Garau con sus padres, Fernando Blanca y Marga Garau. / Archivo | Vídeo: Atlas

  • Perdieron la custodia de la menor acusados de estafar con los donativos para tratar a su hija de la enfermedad rara que aseguraban que sufría

Los Mossos d'Esquadra han localizado fotografías de contenido sexual de la niña Nadia en el material informático que han analizado de sus padres, que han perdido la custodia de la menor acusados de estafar con los donativos para tratar a su hija de la enfermedad rara que aseguraban que sufría. Los archivos que ha recibido esta mañana el magistrado de instrucción 1 de La Seu d'Urgell que investiga a Fernando Blanco -en prisión provisional- y a Margarita Garau - en libertad- podrían ser constitutivos de varias infracciones penales. Concretamente de "delitos de elaboración y tenencia de pornografía infantil, así como de exhibicionismo y provocación sexual".

Según el juez, los padres de la menor, que se investiga si realmente sufría una enfermedad rara, gastaron en fines particulares ajenos al tratamiento de la menor al menos 600.000 de los 918.000 euros que recaudaron en donativos para la niña desde 2008.

El juez ha acordado citar a declarar a los dos investigados el próximo viernes 13 de enero: Margarita Garau a las 10h y Fernando Blanco a las 11h.

El juez considera que el hallazgo no es una simple sospecha sino “la constancia y evidencia de claros indicios objetivados de participación de la persona investigada (el padre) en la comisión de los referidos delitos de provocación sexual y explotación sexual”.

El juez, además, autoriza el registro de 13 pendrives, 7 tarjetas de memoria, 3 discos duros y otros terminales informáticos.

El 'negocio' de los padres de Nadia se remonta a 2013, cuando la familia comenzó a difundir su mentira nada más llegar a Figols. Los padres del colegio contaron a los mossos que convocaron una reunión y que les embaucaron para recaudar 140.000 euros para una operación de urgencia en Houston.

Los investigadores hablan con gente de un pueblo, al que Fernando y Marga engañaron utilizando la enfermedad de Nadia. Aseguran que el padre se negaba a dar explicaciones de lo recaudado por la página en Facebook, la lotería, las tómbolas, las subastas o las huchas solidarias.

También se recoge el testimonio del médico de la niña. Según él Fernando se negó a recibir ayuda del Hospital de San Joan con estas palabras: "La sanidad pública ha tirado la toalla, ahora me busco la vida". Además miles de testimonios indignados inundan las redes sociales. Lo que ha llevado a los Mossos d'Esquadra a considerar el caso como una estafa a nivel nacional.

Mentira tras mentira ha ido transcurriendo el caso. Incluso se llegó a saber que Nadia no tiene riesgo de muerte inminente. Uno de los mayores expertos de España en tricotiodistrofia afirmó que, por lo que ha visto, la niña padece una variante leve de la enfermedad. De hecho, la dolencia no causa muerte prematura. Y la supuesta -y carísima- operación para la que pedía dinero Fernando Blanco, el padre de Nadia, es básicamente "un engaño", según el experto.