Condenado a 7 años por violar a una discapacitada interna en un centro

  • La sentencia califica los hechos como un delito de abuso sexual con penetración, suma el abuso del retraso mental de la víctima, y abunda en el "reconocimiento claro y expreso de los hechos por parte del procesado"

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

La Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a un hombre por un delito de abusos sexuales a 7 años de prisión y a indemnizar con 12.000 euros a su víctima, una mujer con discapacidad mental ingresada en un centro en el que el acusado trabajaba.

La sentencia, dictada de conformidad por la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra aunque no es firme, declara probados los hechos, que sucedieron en diciembre de 2015, cuando el hombre, de 38 años y origen boliviano, y con sus facultades "levemente alteradas" por el consumo de alcohol acudió sobre las 18,00 horas al centro geriátrico de Pamplona donde trabajaba en labores de limpieza.

Allí, agarró a una de las internas, de 63 años y con una minusvalía del 90% por su trastorno psicótico crónico y esquizofrenia catatónica, y la introdujo en su habitación, donde tras cerrar la puerta y apagar las luces, la penetró vaginalmente y le produjo diversas lesiones que precisaron de dos puntos de sutura.

La sentencia califica los hechos como un delito de abuso sexual con penetración, suma el abuso del retraso mental de la víctima, y abunda en el "reconocimiento claro y expreso de los hechos y sus circunstancias por parte del procesado", si bien deniega la declaración de responsabilidad civil subsidiaria del centro geriátrico.