El juez ordena el ingreso en prisión de los guardias civiles detenidos por narcotráfico

Miembros de la Guardia Civil en Baeza (Jaén).
Miembros de la Guardia Civil en Baeza (Jaén). / EFE
  • El delegado del Gobierno asegura que la operación confirma que «el estado de derecho funciona»

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El juez de instrucción 3 de la Audiencia Nacional ha decretado este miércoles el ingreso en prisión de los cuatro miembros de la Guardia Civil en Isla Mayor (Sevilla) detenidos a comienzos de semana en una operación por narcotráfico. Junto a ellos también ingresarán en prisión provisional y sin fianza los otros dos vecinos de la localidad detenidos. Todos ellos están siendo investigados por delitos de pertenencia a organización criminal y tráfico de drogas. Y a los agentes además se les imputa los delitos de cohecho, revelación de secreto y denuncia falsa.

Según han explicado fuentes judiciales, los agentes pasaron a disposición judicial a lo largo de la mañana del miércoles, después de que fueran arrestados en una macrorredada llevada a cabo por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil desplazados desde Madrid hasta Sevilla ante la sospecha de que varios agentes, incluido el sargento al frente del puesto de mando desde hace dos años, podrían estar implicados en una operación de tráfico de drogas. El hallazgo de un alijo de 1.600 kilogramos de hachís a finales de la pasada semana precipitó las detenciones de los agentes, alguno de los cuales fue arrestado cuando regresaba desde Zamora tras pasar las fiestas navideñas. Tras prestar declaración por videoconferencia, el juez ha decretado su ingreso en prisión sin fianza.

En la operación, que sigue abierta, se han incautado de momento de 50 fardos de hachís, dinero en metálico, munición y varios vehículos (algunos de ellos sustraídos, según fuentes policiales), así como de diverso material informático y de telefonía, pasamontañas, embarcaciones semirrígidas con motor y remolques y motos de agua almacenadas en una de las naves construidas a la orilla del río.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha subrayado que estas detenciones ponen de manifiesto que “el Estado de Derecho funciona, le toque a quien le toque”, resaltando la labor llevada a cabo por la unidad de Asuntos Internos de la Guardia Civil para detectar a sus cuatro compañeros, la mitad de la plantilla del destacamento de Isla Mayor. Según Sanz, esos arrestos son la prueba de que “quien la hace, la paga” y que tanto la Guardia Civil como el Estado son “los primeros interesados” en que ello ocurra.

Asimismo, Sanz ha descartado que con los datos estadísticos en la mano, se pueda señalar al río Guadalquivir como uno de los puntos calientes de las rutas de la droga. Según el delegado del Gobierno, en un río navegable ocurren “aprehensiones” como “en otras zonas costeras, ya que “la lucha contra el narcotráfico se extiende al conjunto de las costas y los ríos”.