Intervenidas más de 17.000 plantas de marihuana a una red dirigida por chinos

Plantación de marihuana incautada.
Plantación de marihuana incautada. / Policía Nacional
  • Hay doce detenidos, entre ellos una pareja de origen asiático que lideraba la organización y regentaba una inmobiliaria con la que podrían estar blanqueando el dinero obtenido con la venta de la droga

La Policía Nacional, en colaboración con la Agencia Tributaria, ha desmantelado una organización criminal formada por ciudadanos chinos y españoles, que se dedicada al cultivo y tráfico de marihuana. En la operación, en la que han participado 92 policías nacionales y 16 funcionarios de la Agencia Tributaria, se ha detenido a 12 personas, entre ellas una pareja de origen asiático que lideraba la organización y regentaba una inmobiliaria con la que podrían estar blanqueando el dinero obtenido con la venta de droga.

También han sido intervenidas 17.000 plantas de marihuana -1.335 kilos- en cinco naves industriales de la Comunidad de Madrid, junto a 78.800 euros en efectivo, joyas y relojes de lujo.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de marzo cuando la Policía Nacional fue informada sobre una nave de un polígono industrial de Alcalá de Henares en la que existía una plantación de marihuana controlada por ciudadanos de origen asiático. Tras realizar las investigaciones oportunas, los policías pudieron identificar a una serie de personas que presuntamente se estarían dedicando al cultivo y tráfico de marihuana, así como a localizar un total de siete naves industriales y una vivienda en las que llevaban a cabo su actividad.

Las indagaciones permitieron diseñar y establecer un operativo en el que participaron 92 agentes de la Policía Nacional y 16 funcionarios de la Agencia Tributaria. Durante este despliegue se llevaron a cabo 10 registros, de los cuales siete se realizaron en naves industriales, uno en un chalé y dos en pisos. En cinco de los recintos industriales registrados se hallaron plantaciones de marihuana, mientras que en los otros dos y en la vivienda unifamiliar, se encontraron instalaciones perfectamente habilitadas para el cultivo de droga.