47 detenidos en Málaga por defraudar 534.000 euros a la Seguridad Social

Un agente de policía.
Un agente de policía. / EFE
  • El principal investigado utilizaba dos empresas ficticias a fin de procurar contratos fraudulentos

Un total de 47 personas, tanto españolas como extranjeras, han sido detenidas por la Policía en Málaga por haber defraudado presuntamente más de 534.000 euros a la Seguridad Social.

El principal investigado, también entre esos detenidos, utilizaba principalmente dos empresas ficticias con el fin de procurar contratos fraudulentos a personas de distinta nacionalidad con los que acumularían días de cotizaciones suficientes para el cobro de distintas prestaciones.

Además, recibía importantes beneficios económicos como 250 y 500 euros al mes por cada "trabajador" y dependiendo del tipo de contrato laboral, según ha informado este lunes la Policía en un comunicado. La investigación se ha desarrollado en el marco del convenio de colaboración entre los Ministerios del Interior y de Empleo y Seguridad Social en materia de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social.

Las pesquisas condujeron a los investigadores hasta dos empresas con una actividad legal mínima, que el principal investigado utilizaba para gestionar contratos fraudulentos a supuestos trabajadores. Con ello conseguía que los empleados acumularan días de cotización suficientes para el cobro de distintas prestaciones (subvención por desempleo, ayudas de maternidad, incapacidad temporal o cotización para jubilación, entre otros).

Además, en algunos casos también se habían servido de estas dos empresas para regularizar a ciudadanos extranjeros que se encontraban en situación irregular. Las gestiones permitieron comprobar que cada uno de los supuestos trabajadores pagaba al principal encartado entre 250 y 500 euros al mes, cantidad que variaba dependiendo del tipo de contrato y horas por las que eran dados de alta en la Seguridad Social.

13.874 días de cotización irreal

Estas cantidades eran abonadas normalmente en metálico o descontadas de la nómina si realizaban alguna actividad laboral real. Según la investigación, 54 personas fueron dadas de alta en la Seguridad Social como empleados que afloraron 13.874 días de cotización irreal.

Gracias a los días cotizados en ambas empresas, los supuestos trabajadores habían cobrado 106.131,14 euros de forma fraudulenta en concepto de prestaciones y, además, habían adquirido el derecho al cobro de otras tantas a cargo de la Seguridad Social por un valor de 428.416,61 euros.

El importe total de la deuda contraída con el conjunto de las Administraciones Públicas asciende a 534.547,75 euros. En la operación se procedió a localizar y detener a todos los implicados en este fraude, entre los que se encontraba el administrador de ambas empresas -encargado de tramitar las altas en la Seguridad Social de los supuestos trabajadores-.

Hasta ahora hay 47 detenidos, a los que los agentes atribuyen, en función de su implicación en los hechos, los delitos de falsificación documental y defraudación a la Hacienda Pública y la Seguridad Social.