El Norte de Castilla

Libertad bajo fianza para los activistas Mikel Zuloaga y Begoña Huarte

Varios refugiados cerca de Italia.
Varios refugiados cerca de Italia. / AFP
  • El militante abertzale y la activista navarra, habían sido acusados de tráfico de personas por trasladar a ocho refugiados desde Grecia a Italia

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El activista vasco Mikel Zuloaga y la navarra Begoña Huarte, acusados en Grecia de facilitar la inmigración ilegal al intentar transportar a ocho refugiados desde Grecia a Italia, han quedado este viernes en libertad bajo fianza. La jueza que ha instruido el caso les ha impuesto a cada uno de ellos una fianza de 2.000 euros, un plazo de pago de doce días, y la prohibición de abandonar Grecia mientras no hayan abonado la citada cuantía.

Fuentes de la defensa señalaron que la jueza aprobó su puesta en libertad al no ver que existía riesgo de fuga, pues en su declaración ante el tribunal ambos dejaron claro que su intención es precisamente poder comparecer para hacer pública su causa. En un vídeo grabado para el caso de una eventual detención, Zuloaga y Huarte habían recalcado que la intención de esta acción de "desobediencia civil" era efectuar una denuncia política contra las políticas europeas hacia los refugiados.

En tal vídeo, Zuloaga y Huarte reconocieron públicamente la "ilegalidad" de su acción y manifestaron que asumen las consecuencias de la iniciativa. Ante los juzgados de Igumenitsa activistas griegos, así como voluntarios españoles que colaboran en campamentos de refugiados cercanos se habían concentrado para manifestarles su apoyo y condenar las políticas inhumanas de Europa hacia los refugiados.

Al abandonar los juzgados Zuloaga ha agradecido a los presentes el apoyo brindado pero ha añadido que "ahora queremos salir del foco, porque lo importante son los refugiados". Huarte, por su parte, ha afirmado que aunque en esta ocasión la acción no ha salido bien, "lo volveremos a hacer".

En declaraciones a la cadena de televisión venezolana TeleSUR, ambos se han mostrado satisfechos con el impacto de su acción que, dijeron, no habría sido necesaria si el Gobierno español cumpliera sus compromisos respecto a la acogida de refugiados.

Se desconoce la fecha del juicio

Por ahora se desconoce la fecha en la que se celebrará el juicio, en el que además de afrontar la acusación de facilitar la inmigración ilegal, deberán responder por imprudencia grave para la integridad de los refugiados, al llevarlos escondidos en un espacio reducido.

Zuloaga y Huarte fueron detenidos el pasado martes por la noche en el puerto de Igumenitsa (noroeste de Grecia) cuando se disponían con una autocaravana a subir a un ferry hacia Italia. En el vehículo llevaban ocultos a ocho refugiados que pretendían llevar al País Vasco.

En la vista de este mismo viernes compareció como testigo uno de los ocho refugiados, un iraní, quien explicó a la citada cadena de televisión que en el juzgado había dejado claro que en ningún momento se sintió en peligro, porque la ventilación del habitáculo en el que iban a ser transportados era buena.

De los ocho refugiados que iban a viajar con los activistas, seis, todos ellos solicitantes de asilo, quedaron en libertad inmediatamente al no considerarse que cometieron delito. Los restantes dos, paquistaníes que no habían tramitado su petición, previsiblemente quedarán en libertad en breve, una vez hayan gestionado su solicitud, señalaron fuentes de la defensa.