El etarra Iñaki Bilbao amenaza al juez Andreu: «Si le pillo le voy a matar»

Iñaki Bilbao Goikoetxea, en 2005.
Iñaki Bilbao Goikoetxea, en 2005. / EFE
  • Bilbao, fuera de ETA desde 2014, apuesta por atentar otra vez en un texto titulado 'La guerra se gana a tiros'

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

El etarra Iñaki Bilbao amenazó hace unos días al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu cuando le interrogaba sobre una carta en la que animaba a la lucha armada, con las palabras: "Usted es el diablo del País Vasco y si le pillo le voy a matar".

Según han informado fuentes jurídicas, Andreu le tomó declaración por videoconferencia desde la prisión Puerto III (Cádiz), donde cumple condena, por un documento suyo interceptado en la cárcel titulado 'La guerra se gana a tiros' y por el que se le imputa un delito de conspiración para cometer actos terroristas ya que en el escrito hace una llamada a volver a la violencia.

Instituciones Penitenciarias remitió entonces la carta a la Audiencia Nacional para que se abriera un proceso contra él, del que se encargó Andreu, quien, al tomarle declaración, sufrió esas amenazas.

Bilbao las profirió nada más empezar su declaración y dijo: "Usted es el diablo del País Vasco y no voy a decir nada. Me puede abrir todos los sumarios que quiera, no voy a decir nada". El juez le preguntó entonces si eso era todo lo que tenía que decir y él insistió: "Usted es el diablo del País Vasco y si le pillo le voy a matar", tras lo que acabó el interrogatorio.

Esta no es la primera vez que Bilbao amenaza a un juez (ahora podría ser condenado a 8 años de prisión por sus palabras a Andreu) y ya lo hizo con el juez Baltasar Garzón, a quien simuló disparar apuntando con la mano en 2003, un gesto que repitió dos años después ante el tribunal que le juzgó por estos hechos, presidido por Alfonso Guevara. "Fascista", "cerdo", "te voy a arrancar a piel a tiras" o "vas a terminar como Carrero Blanco" son algunos de los insultos que ha dirigido a los magistrados.

El texto

'La guerra se gana a tiros' es un manuscrito de seis folios en el que el terrorista acusa de "traición" a la actual dirección de ETA. Bilbao Goikoetxea, alias 'Txikito', utiliza palabras de 'Argala', etarra que participó en 1973 en el asesinato del presidente del Gobierno franquista Luis Carrero Blanco: "La derrota será para los que teniendo las armas las escondieron cobardemente a la hora de la lucha y pretenden entregarlas al fascismo; para los que pudiendo haber sido referentes en la lucha y que faltos de fe en la dignidad y en el ideal gastaron su tiempo y su prestigio en tratos vergonzosos con el enemigo y se convirtieron en patéticos".

El etarra fue condenado a 45 años de cárcel por el asesinato del concejal socialista Juan Priede en marzo de 2002