Mantienen en prisión a Pineda porque puede fugarse con sus bienes en el extranjero

Luis Pineda.
Luis Pineda. / Efe
  • La Audiencia Nacional recharza un recurso a la entrada en prisión del presidente de Ausbanc porque considera que no han cambiado las cincurstancias por las que el juez Pedraz le envió a la cárcel por extorsionar a bancos

La Audiencia Nacional ha decidido mantener en prisión al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, porque asegura que hay riesgo de que se fugue usando el "entramado empresarial y bienes en el extranjero" que posee, mientras que ha confirmado la libertad bajo fianza del líder de Manos Limpias, Miguel Bernad.

En un auto, la sección tercera de la Sala de lo Penal rechaza un recurso de Pineda a su ingreso en la cárcel afirmando que no han cambiado las circunstancias desde que el juez Santiago Pedraz le envió a prisión el pasado abril por extorsionar a bancos.

Dice el tribunal que siguen existiendo indicios de que Pineda cometiera esos delitos y que podría fácilmente fugarse al extranjero si se le pusiera en libertad, así como también destruir pruebas o influir en testigos, dado que aún hay varios que aún no han declarado.

Además de usar sus bienes para irse del país, Pineda podría hacer operaciones para evitar que la justicia española acceda al patrimonio de Ausbanc, sostiene la sala.

"El paso del tiempo no justifica la libertad provisional del apelante cuando la causa es compleja y se está lejos de cumplir los plazos máximos de prisión provisional", dice el tribunal sobre los argumentos de la defensa del presidente de Ausbanc para que se le saque de prisión.

La sala también se refiere en su auto a la circunstancia de que el pasado jueves Pedraz decidiera poner en libertad al líder de Manos Limpias bajo una fianza de 50.000 euros, que pagó su familia el mismo día y facilitó su salida de la cárcel de Navalcarnero (Madrid).

El tribunal confirma los argumentos de Pedraz para adoptar esa medida y dice que efectivamente "lo avanzado de la instrucción respecto de él" hace difícil que "pueda destruir o ocultar pruebas", y también tiene en cuenta su delicado estado de salud, que dificultaría su fuga.

La cuantía de la fianza, opina la sala, fue adecuada y su pago consigue minimizar el riesgo de fuga.

Los magistrados rechazan en cambio algunos de los argumentos que en su día Bernad alegó para que se le dejara en libertad, como el hecho de que no haya indicios de delito contra él o que manteniéndole en prisión se vulneraba el principio de igualdad, comparando su situación con la de la abogada que llevó el juicio de Nóos en representación de Manos Limpias, Virginia López Negrete, que está imputada pero en libertad.

Dicen los magistrados que no se violó dicho principio porque la defensa de Bernad no puso de manifiesto en su recurso las circunstancias de los otros implicados en el caso que están en libertad "para poder analizar si realmente hubo discriminación".