El Norte de Castilla

Irrumpe en un centro de salud con una escopeta para pedir un antidepresivo

El centro de salud de La Solana.
El centro de salud de La Solana. / Archivo
  • El hombre de 57 años, que amenazó a los médicos del recinto de Ciudad Real, fue detenido y posteriormente puesto en libertad con cargos

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Guardia Civil ha detenido y ha puesto a disposición judicial a un hombre de 57 años que en la tarde de lunes accedió al centro de salud de La Solana (Ciudad Real) armado con una escopeta de perdigones y amenazó a varios médicos. El hombre, que ha sido detenido como presunto autor de un delito de amenazas, acudió para que le suministraran un antidepresivo que no había encontrado en su farmacia habitual.

Aunque no llegó a disparar el arma, se vivieron escenas de pánico entre los profesionales sanitarios y los pacientes que en ese momento se encontraban en el área de urgencias. Finalmente, el hombre fue reducido por agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil.

A raíz de estos hechos, el Sindicato Médico de Castilla-La Mancha ha pedido a la Consejería de Sanidad de esta comunidad que se dote a los centros de salud de mayor seguridad para evitar estos episodios. Según el secretario general de este sindicato, José Luis Jiménez, "todos los centros de salud debería contar con botón del pánico, cámaras de seguridad y vigilantes privados".

El detenido ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción de Manzanares (Ciudad Real), que ha decretado su puesta en libertad con cargos y la incautación de todas sus armas