Tres inmigrantes temporeros mueren en un incendio en Jaén

vídeo

Interior de la cochera situada en El Mármol, Jaén. / Efe | Vídeo: Atlas

  • Todo apunta a que las muertes de se han producido por inhalación de humo en una cochera

Los tres hombres fallecidos en la madrugada de este lunes al producirse un incendio en una cochera en El Mármol, población perteneciente al municipio jiennense de Rus, eran de origen africano y se encontraban en la localidad para trabajar como temporeros en la campaña de recogida de la aceituna.

Según ha informado a Europa Press el concejal portavoz del equipo de gobierno de Rus, Manuel Hueso, las víctimas eran, en concreto, dos senegaleses y un maliense, de los cuales dos ya habían trabajado en campañas anteriores de la recogida de aceituna en la citada pedanía jiennense.

Por su parte, desde el Parque de Bomberos de la también localidad jiennense de Úbeda han señalado que para sofocar el incendio hicieron falta cuatro efectivos del citado parque que sólo pudieron confirmar el fallecimiento de los tres subsaharianos, y todo apunta, según las mismas fuentes, a que ha sido por inhalación de humo.

Dos de los tres hombres, que tienen edades entre los 30 y 34 años, acudían a recoger la aceituna en la localidad desde hace unos diez años. Según el alcalde, el empresario que los contrataba está muy afectado, ya que los conocía y trabajaba con ellos desde hace muchos años.

Inhalación de humo

Al parecer, los tres jóvenes han podido morir por inhalación de humo y se baraja que el incendio se haya podido producir a causa de algún brasero, aunque de momento no se conocen más datos.

Han sido otros inmigrantes que viven al lado los que han avisado a la Guardia Civil de que se estaba produciendo un incendio.

Por su parte, según informó Emergencias 112 Andalucía, el suceso se ha producido en la calle Cárcel de dicha población de El Mármol, en torno a las 4,30 horas de la madrugada, momento en el que se recibió la primera llamada en el teléfono 112.

El centro de coordinación de emergencias informó de inmediato a los bomberos, a la Guardia Civil, a la Policía Local y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES). La Policía Judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación de este suceso.