El Norte de Castilla

Echenique dice que el entorno de Errejón no hace «bien» al proyecto de Podemos

Pablo Echenique en rueda de prensa.
Pablo Echenique en rueda de prensa. / Efe
  • El secretario de Organización ve «en peligro» la continuidad del partido por las críticas internas a sus «decisiones democráticas»

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha asegurado este domingo que el entorno del número dos del partido, Íñigo Errejón, no hace "bien" al proyecto unitario de la formación morada con sus críticas a las decisiones tomadas de "forma democrática" por los órganos del partido.

En una comparecencia de prensa en Zaragoza, Echenique ha hecho esta afirmación en alusión a las declaraciones de Errejón ayer, tras conocerse la destitución del portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, José Manuel López, indicando que "éste no es el camino" para la integración de las diferentes corrientes de Podemos.

El responsable político ha admitido que las críticas vertidas por los partidarios del secretario general del partido, Pablo Iglesias, contra Errejón son un "toque de atención" para poner de relevancia acciones que, a su juicio, ponen en "peligro" la continuidad del proyecto.

Según ha explicado, "cuando se utilizan las críticas en los medios de comunicación contra decisiones democráticas o de órganos democráticamente electos, es no es defender ideas políticas o poner sobre la mesa un proyecto político, es cuestionar los mecanismos más fundamentales de democracia interna de Podemos".

Ha descartado la existencia de una "guerra interna" dentro del partido, "una formación todavía muy joven que está aprendiendo como hacer debate interno", ha añadido. En relación con Errejón, ha asegurado no sólo sentirse "muy identificado" con sus ideas sino que su punto de vista "enriquece" al partido tanto a nivel político como estratégico.

"Sí que es verdad -ha admitido- que mucha gente en las redes sociales quiso decirle que sus ideas son valiosísimas, que su punto de vista también lo es, pero que algunas cosas que hacen personas que le siguen no hacen bien al proyecto y dividen a Podemos".

En su opinión, cuestionar las decisiones adoptadas de forma democrática por los órganos del partido es una "receta para dividir", en contra de los que defienden posiciones unitarias.