El empresario denunciado por Teresa Rodríguez deja su cargo en la Cámara de Comercio

vídeo

Teresa Rodríguez. / Efe | Vídeo: Atlas

  • La líder de Podemos Andalucía agradece el apoyo tras su denuncia: «Esto no es una causa solo personal»

El empresario Manuel Muñoz Medina, denunciado por la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, de una agresión machista, ha presentado su "renuncia irrevocable" de la vocalía que ocupaba en la Cámara de Comercio de Sevilla, tras ser requerido para ello por la institución. Ayer, Muñoz Medina indicó que su intención "no era, ni muchísimo menos, la de agredir a esta señora", enmarcando lo sucedido en el contexto de "una broma" por la que pide disculpas "en todos los sentidos y a todos los niveles" tanto a la propia Rodríguez como a todas las mujeres que puedan sentirse agredidas.

En un comunicado, la Cámara de Comercio ha explicado que los miembros de su comité ejecutivo han decidido adoptar esta medida ante una actuación "reprobable y de ofensa" y ha reiterado sus disculpas a Rodríguez, que ya le trasladó a través de un escrito horas después de producirse el incidente. La Cámara de Comercio considera que los hechos acaecidos el pasado martes, cuando el empresario se abalanzó sobre la dirigente de Podemos y simuló darle un beso en la boca, son "ofensivos hacia su persona" y "nunca deberían producirse".

Asimismo, señala que el presidente de la institución, Francisco Herrero, mantuvo una conversación telefónica con Rodríguez en la que le manifestó que "nunca se había producido una situación de ofensa a ningún representante político en la institución cameral".

Poco antes de la dimisión, Rodríguez ha agradecido desde la red social de Twitter el apoyo de "todas aquellas personas y organizaciones que se han solidarizado conmigo" después de que anunciase este viernes que había decidido emprender acciones legales contra Muñoz Medina, al que acusa de "abalanzarse" contra ella y, "con un empujón", "amordazarme la boca con la mano mientras aproximaba su boca a la mía y simulaba besarme en los labios con su mano de por medio".

"Gracias a todas las personas y organizaciones que se han solidarizado conmigo. Esto no es una causa sólo personal. Hay que provocar cambios", ha escrito la líder andaluza de Podemos en un comentario publicado este sábado en su cuenta de Twitter.

Rodríguez se ha pronunciado de esta manera después de que también a través de redes sociales se hayan sucedido las muestras de apoyo y solidaridad para con ella, entre las que ha figurado la de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el PSOE y el PP andaluz y diversos dirigentes de Podemos e IU.

Así, Susana Díaz mostró su solidaridad con Teresa Rodríguez aseverando en Twitter que "los comportamientos machistas no tienen cabida en nuestra sociedad", mientras que el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, trasladó en nombre de los socialistas andaluces el apoyo y solidaridad de la formación para con la coordinadora general de Podemos Andalucía.

Igualmente, desde el PP-A, la portavoz del Grupo Popular, Carmen Crespo, señaló "que quien tenga que pedir disculpas lo haga y quien tenga que pagar que lo pague: como grupo político, nos parece un hecho lamentable", abundó. También desde Podemos e IU trasladaron todo el apoyo a Rodríguez desde las redes sociales, con muestras de solidaridad que incluían también la del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que mostró todo su apoyo a la dirigente andaluza y defendió que "ninguna agresión sin respuesta".

Relato de lo sucedido

Tal y como ha relatado la propia Rodríguez en su perfil de Facebook, los hechos habrían ocurrido el pasado día 20 de diciembre en el marco de un acto institucional en la Cámara de Comercio de Sevilla.

Cuando ya había decidido abandonar las instalaciones, recibió por medio de una trabajadora la invitación del presidente, Francisco Herrero, para enseñarle el edificio. Así, tras comentarle que tenía que irse, y ante la insistencia de la empleada, Rodríguez, "por respeto hacia la institución y también en cumplimiento de mis responsabilidades políticas", decidió acompañarla a hablar con el presidente para darle las gracias por la invitación y excusarse por no poder aceptarla en ese momento.

Así las cosas, y como sostiene la líder andaluza de Podemos, estando en la primera planta, Herrero salió a su encuentro y le ofreció entrar en su despacho "para que viera lo que es el despacho de un presidente", un comentario que, dice Teresa Rodríguez, le "pareció extraño" pero que "queriendo ser amable", se asomó al umbral "y volví a agradecer la invitación y a excusar mi marcha inmediata". De esta manera, ha indicado que mientras el primero de ellos la saludó y le dio dos besos, el segundo "directamente se abalanza sobre mí y con un empujón me amordaza la boca con la mano mientras aproxima su boca a la mía y simulaba besarme en los labios con su mano de por medio".