Piden tres años de cárcel para un padre acusado de obligar a su hijo a comer del suelo

  • La Fiscalía acusa al hombre de un delito de malos tratos habituales al niño de 5 años propinándole "golpes y regañinas sin motivo"

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Fiscalía ha solicitado tres años de cárcel para un padre, S.H.G., acusado de un delito de malos tratos habituales hacia su hijo, de 5 años, al que ha llegado, según el Ministerio Fiscal, a obligarle a comer del suelo.

Según recoge el escrito del Ministerio Fiscal al que ha accedido Europa Press, el acusado se divorció de su pareja en junio de 2012 con un convenio regulador sobre el hijo de 5 años que establecía un régimen de visitas amplio.

Sin embargo, el Ministerio Fiscal recoge que "desde al menos julio de 2014", el acusado ha venido sometiendo a su propio hijo a un trato "degradante, vejatorio, hostil y violento". De esta forma, le ha propinado "golpes y regañinas sin motivo alguno, además de castigos".

En lo que respecta a esto último, la fiscal recoge en su escrito que el acusado dejaba al niño sin comer y llegó a "pisotearle las galletas de chocolate obligando al pequeño a comerse los restos del suelo". Además, llegó a romperle el uniforme, a amenazarlo con que "lo iba a rajar" y que "le iba a pegar pero bien" si le contaba algo a su madre.

Estado depresivo del niño

Tal fue la situación, que el menor se sumió "en un estado ansioso-depresivo, con problemas de sueño, terrores nocturnos, enuresis, llanto y miedo" hasta el punto de necesitar ayuda médica y de tener que ser derivado a la Unidad de Salud Mental Infanto Juvenil.

Por estos hechos, el juez dictó en su momento un auto con fecha 9 de septiembre de 2015 con la medida cautelar de prohibición de aproximación con respecto a su hijo a menos de 300 metros y también la prohibición de comunicación por cualquier vía o medio. Además, se acordó la suspensión cautelar del régimen de visitas.

Además de los tres años de prisión, la Fiscalía pide la prohibición de comunicarse o acercarse con el menor durante otros cinco años, así como la prohibición de tenencia de armas durante otros cinco años más.