Una funeraria asume los gastos de repatriación de las víctimas del crimen de Pioz

La Guardia Civil, cuando detuvo al sospechoso.
La Guardia Civil, cuando detuvo al sospechoso. / Efe
  • Las cuatro víctimas, asesinadas por un familiar, han sido incineradas este viernes

Una compañía funeraria ha decidido asumir los gastos de incineración y repatriación a Brasil de las cenizas de los cuatro miembros de la familia asesinada en Pioz (Guadalajara) –un matrimonio y sus dos hijos, de dos y cuatro años-, a mediados de agosto por un sobrino del padre. La funeraria Mémora ha tomado esta decisión solidaria para agilizar la repatriación de los cadáveres después de que esta semana el juzgado de Guadalajara que instruye el caso autorizara el traslado de los fallecidos al país de origen del matrimonio. Precisamente este viernes han sido incinerados los cuatro cuerpos para ser trasladados después a Brasil en un vuelo comercial en una fecha aún no determinada.

Otra empresa, la firma de abogados Cremades & Calvo-Sotelo ha proporcionado la asistencia legal a la familia de la madre asesinada sin coste alguno.

Por otro lado, el agente de la Guardia Civil que coordinó las investigaciones de este crimen, José Luis Díaz Sánchez, de 43 años, ha sido ascendido a teniente coronel de este cuerpo "como artífice del trabajo realizado por la Guardia Civil", según ha confirmado este viernes el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio. Sus pesquisas sirvieron para identificar al autor del cuádruple crimen, Patrick Nogueira, preso actualmente en la cárcel madrileña de Estremera.