El Norte de Castilla

Rovira, de la CUP, rompe una foto del Rey en un pleno de la Diputación

María Rovira, de azul.
María Rovira, de azul. / Efe
  • "No tenemos ni Rey ni miedo", ha explicado la diputada después de sostener que la quema de retratos del monarca fue un acto de protesta simbólico

  • Discute con PP y C's y dice a CiU y ERC que también es "adversario" quien no sube impuestos

La diputada de la CUP-PA en la Diputación de Barcelona Maria Rovira ha roto este jueves una foto del Rey al proponer al pleno de la corporación provincial apoyar a los investigados por la quema de fotografías del monarca y pedir la dimisión del conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, por la actuación de los Mossos d'Esquadra, algo que el pleno ha rechazado.

"No tenemos ni Rey ni miedo", ha aseverado Rovira al romper la foto, después de sostener que la quema de retratos del monarca en la manifestación independentista del 11 de septiembre fue un acto de protesta simbólico que no debería ser considerado delito, por lo ha considerado que la democracia actual es de baja intensidad, como defendía su propuesta rechazada, que también pedía al pleno no reconocer la autoridad de los tribunales españoles.

El resto de grupos de la corporación provincial han votado en contra de la propuesta, excepto Entesa -que incluye a BComú, ICV y EUiA-, que se ha abstenido en un debate en el que PP y C's han intercambiando críticas y acusaciones cruzadas de fascismo con Rovira, a quien el portavoz popular, Ramon Riera, ha avisado de que, si actuara de este modo durante el franquismo, estaría muerta o presa.

Críticas de CiU y ERC

El portavoz de CiU, Joan Carles García Cañizares, ha criticado que se considere la quema de fotografías como un delito, pero ha lamentado que la CUP exija la dimisión de Jané porque los Mossos d'Esquadra actúan bajo el ordenamiento jurídico español aunque no les guste, y ha avisado: "Esta no es la mejor manera de ampliar la base social ni mostrar al exterior el carácter pacífico del proceso".

El republicano Jordi Fàbrega ha defendido la libertad de expresión y de protesta, ha reclamado la derogación de los delitos de injurias, pero ha rechazado pedir la dimisión de Jané -petición que no comprende porque no tiene autoridad en los Mossos cuando actúa como policía judicial-, y ha pedido a la CUP "hacer piña y que haya consenso".

Rovira ha respondido a estas peticiones de consenso y para ampliar la base social asegurando que ésta se incrementa también con una fiscalidad redistributiva, y ha advertido: "También son adversario político los que no quieren que se recaude más de los que más tienen para redistribuir la riqueza".

Acusaciones cruzadas

Desde C's, Salvador Tovar ha exigido respetar los símbolos -ha dicho que no es monárquico pero no quemaría una foto del Rey, y tampoco una 'estelada' ni atacaría una sede, como ha ocurrido con la de su partido en L'Hospitalet de Llobregat- y ha ironizado con que critican que España tiene una democracia de baja intensidad pero que "seguro que podrían ir a la plaza de la Revolución de Cuba y quemar una foto de Castro y no pasaría nada".1

El portavoz del PP, Ramon Riera, ha dicho que la justicia es igual para todos y ha avisado de que, si esta fuera una democracia de baja intensidad, la CUP no podría expresarse ni actuar como lo hace, asegurando: "En tiempos de Franco, estarían muertos o detenidos", algo ante lo que Rovira ha aseverado que su bisabuelo murió en un campo de concentración franquista por ser republicano.

La también concejal de la CUP en Barcelona ha criticado que Riera diga que la justicia es igual para todos cuando "el PP ha saqueado las arcas públicas y no tiene casi ningún imputado por haberlo hecho", y ha criticado también a C's, tras lo que ha tachado a Societat Civil Catalana (SCC) de nítidamente fascista y a la exdiputada de UpyD Rosa Díez de neofascista, movimientos que asegura que deben combatir como antifascistas.

Tovar ha recordado una frase del exprimer ministro británico Winston Churchill en la que avisó de que los antifascistas de hoy serán los fascistas de mañana, y Riera ha espetado a Rovira que en sus próximos actos se coloquen "un brazalete en el brazo izquierdo", en referencia a como lo llevaban los nazis y otros colectivos de extrema derecha.

Conesa lamenta el tono

La presidenta de la Diputación, Mercè Conesa, ha expresado su "tristeza" ante el tono del debate, y ha pedido a los diputados que intenten convivir de la mejor manera posible en una sociedad que es compleja y difícil, y que hagan su trabajo sin entrar en descalificaciones al restos.

La socialista Pilar Díaz ha votado en contra de la propuesta aunque ha defendido la libertad de expresión, pese a que aboga por una sociedad en la que nadie queme fotos de nadie, y ha añadido: "Una cosa son los símbolos, y los respetamos profundamente, y otra cosa son determinadas actitudes que pensamos que, a estas alturas de la película, no deberían ser delito".

Arnau Funes (Entesa) ha criticado que existe una sobreprotección legal y penal sobre la familia Real y la Corona, que nadie ha votado y debe poder estar expuesta a la crítica política, por lo que ha expresado su solidaridad con los investigados, pero ha rechazado otros puntos de la propuesta, por lo que su grupo se ha abstenido.