Un juzgado de Guadalajara autoriza la expatriación de las cuatro víctimas del crimen de Pioz

Traslado a Madrid de Nogueira.
Traslado a Madrid de Nogueira. / EFE
  • Los cuatro cadáveres permanecen en el Instituto Anatómico Forense de Guadalajara desde el 17 de septiembre

El Juzgado de Instrucción número 1 de Guadalajara ha autorizado la expatriación de los cadáveres de los cuatro miembros de una misma familia que fueron asesinados el pasado mes de agosto en una vivienda de Pioz (Guadalajara). Los cuerpos sin vida de Marcos Nogueira y de su esposa, Janaina Santos, así como de sus dos hijos, de dos y cuatro años, serán incinerados y después trasladados a Brasil, su país de origen, en un vuelo comercial desde el aeropuerto “Madrid-Barajas-Adolfo Suárez”.

Se cumple así un deseo de las familias de Marcos y Janaina que en octubre solicitaron este permiso al juzgado que lleva el caso. Desde el pasado 17 de septiembre, día en el que fueron hallados los cadáveres, éstos han permanecido en el Instituto Anatómico Forense de Guadalajara. Hasta ahora no se había autorizado su expatriación porque el juzgado estaba a la espera de un informe criminalístico y de la presentación de posibles impugnaciones.

El único procesado por este caso, Patrick Nogueira, sobrino de una de las víctimas, Marcos, se encuentra preso en la cárcel madrileña de Alcalá-Meco a la espera de que se fije una fecha para su juicio, que se celebrará con jurado popular. A Patrick Nogueira la fiscalía le atribuye dos delitos homicidio por las muertes de su tío y Janina y de otros dos delitos de asesinato por las de los dos pequeños. Por su parte, la acusación particular, que representa a la familia Santos, considera que deberá ser acusado de cuatro delitos de asesinato.