El Norte de Castilla

El juez del caso ERE rechaza los recursos de nulidad presentados por Griñán y Zarrías

José Antonio Griñán y Manuel Chaves.
José Antonio Griñán y Manuel Chaves. / Efe
  • El expresidente reclamó contra la inclusión del delito de asociación ilícita, solicitado por el PP como acusación particular

El juzgado de instrucción 6 de Sevilla ha rechazado los recursos de nulidad del auto de apertura de juicio oral por la denominada pieza política que plantearon las defensas del expresidente José Antonio Griñán o el exviceconsejero andaluz Gaspar Zarrías. Ambos habían recurrido la inclusión en ese auto del delito de asociación ilícita que reclama el PP para los 26 exaltos cargos públicos imputados en la causa.

En su escrito, el juez recuerda que contra los autos de apertura de juicio oral “no cabe recurso”, y que estas cuestiones deberán plantearse al inicio de la vista ante el tribunal que juzgue el caso.Y señala que dicho auto “no es un auto de formalización de la imputación judicial, ya que la imputación judicial se ha debido realizar al inicio de la instrucción, en la primera declaración ante el juez”. Así, matiza que debe contener “la determinación de los hechos punibles y la identificación de la persona a la que se le imputan”, pero “en modo alguno ha de contener una calificación concreta y específica de aquéllos, lo que supondría prejuzgar o anticipar la que de modo inmediato deben realizar las acusaciones, que son las que tienen atribuida dicha función en el proceso, o condicionar la resolución que ulteriormente procedería adoptar sobre la apertura de juicio oral”.

La defensa del ex presidente de la Junta de Andalucía calificó de “sorpresivo” en su recurso el que se hubiera incluido el delito de asociación ilícita --por el que el PP, acusación particular, solicita dos años de cárcel--, puntualizando además que tal atribución le generaba una “manifiesta indefensión”, dado que acudiría a un juicio “bajo una imputación de pertenencia a asociación ilícita de la que nunca pudo defenderse”. Así, el letrado solicitó la nulidad del auto dictado el pasado 3 de noviembre, en el que se acordó la apertura de juicio oral contra los 26 ex altos cargos imputados en esta pieza separada de los ERE, y que en particular se anulara la decisión de abrir juicio oral por ese delito de asociación ilícita.

Asimismo, recordó que cuando se abrió la causa ante el Tribunal Supremo, en noviembre de 2015, sólo se le atribuyó un delito de prevaricación. En este sentido, la defensa de Griñán incidía en que esa atribución de delito se produjo cinco años después del inicio de las diligencias de la causa de los ERE, y que entonces no existía ninguna sospecha ni indicio de ningún otro delito, mucho menos del de asociación ilícita.