El Norte de Castilla

Una menor arroja un ordenador portátil a la cara de un profesor que le quitó el móvil en clase

  • El docente está a la espera de ser intervenido quirúrgicamente por una luxación en el rostro

La Delegación Territorial de la Consejería de Educación de Andalucía ha condenado «enérgicamente» la agresión que el pasado 11 de noviembre padeció un profesor del IES Alfaguara de Loja (Granada). Según ha podido saber Ideal por las declaraciones del propio delegado, Germán González, la agresión se produjo cuando, tras reprender el docente a la menor porque ésta estaba usando el móvil en clase, la alumna arrojó un ordenador a la cara del agredido, que está a la espera de ser intervenido quirúrgicamente por una luxación en el rostro.

Aunque el docente afectado no ha querido denunciar los hechos y el centro ha respaldado su decisión, lo ocurrido ha trascendido a la opinión pública en los últimos días. Tal y como explicó el delegado de Educación, los hechos tuvieron inmediatas consecuencias para la alumna, que ha sido expulsada del centro educativo y que ahora será escolarizada en otro instituto lojeño. «Es un hecho puntual, aunque no por ello es menos grave ni podemos mirar para otro lado», ha matizado el delegado. González, que ha querido solidarizarse con el docente y mostrar su pleno «respaldo» a la comunidad educativa del IES, ha insistido en que «lo ocurrido merece una lectura, aunque desde este centro y otros se llevan a cabo planes de convivencia y hay herramientas de resolución de conflictos que funcionan», ha asegurado, recalcando el hecho de que «es un incidente grave pero puntual, aislado e imprevisible», que ha tenido «la máxima sanción de que dispone el sistema educativo» sin afectar al derecho a la educación de la menor.