La sala desoye a la Fiscalía y autoriza el permiso al cabecilla de 'Malaya'

Juan Antonio Roca, cabecilla confeso del 'caso Malaya'.
Juan Antonio Roca, cabecilla confeso del 'caso Malaya'. / Miguel Ángel Molina (Efe)
  • Juan Antonio Roca podrá disfrutar de tres días de asueto tras pasar casi 11 años seguidos en prisión

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El cabecilla confeso del 'caso Malaya', Juan Antonio Roca, podrá disfrutar finalmente de los tres días de permiso concedidos por el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado el recurso de la Fiscalía en contra de la decisión favorable del juez José Luis Castro. La sección presidida por Fernando Grande-Marlaska considera que se dan las circunstancias legales para que Roca, que lleva cumplidos casi 11 años de prisión sin ninguna autorización de salida, pueda cumplir el deseo de visitar la tumba de sus padres en la provincia de Murcia, fallecidos durante su estancia en prisión.

La Fiscalía se opuso al permiso apelando a la “gran trascendencia social” de los delitos cometidos por Roca, en los que vulneró “intereses patrimoniales de entes públicos” cuando ejercía como asesor de la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella. El fiscal, además, apuntó el riesgo de fuga que supone dejarle salir de la cárcel, teniendo en cuenta que aún le quedan por cumplir nueve de los 20 años de estancia máxima en prisión y sólo ha respondido “en parte” a las indemnizaciones con bienes que le fueron embargados cuando empezaron a investigarle.

La sala, en cambio, ha respondido que aunque Roca aún tiene causas pendientes de juicio, no existe riesgo de fuga. Ha admitido los delitos y ha perdido perdón a todo "el pueblo de Marbella" en una carta. Y ha valorado que el preso “está colaborando para la liquidación de estas responsabilidades civiles sin que conste que haya ocultado bienes en el extranjero”. “A ello se añade que ha asumido su responsabilidad al menos aparentemente y tiene apoyo familiar y arraigo y buen comportamiento”, dice el auto de la sala de tres folios.

Por último, la resolución ha recordado que Roca está en segundo grado, tiene buena conducta y existe un informe favorable del equipo técnico y de la Junta de Tratamiento de la Prisión Provincial de Málaga.

El cerebro confeso de la trama de corrupción de Marbella ingresó en la cárcel en abril de 2006 cuando estalló el caso Malaya. Desde entonces ha sido condenado a 27 años de cárcel en cinco sentencias firmes que han ido acompañadas de multas millonarias que aún está pagando con su patrimonio puesto a la venta en una web. De momento ha abonado algo más de nueve millones de euros.

El pasado junio la Audiencia de Málaga realizaba la acumulación de condenas y fijó en 20 años el tiempo máximo que puede estar en prisión.