El Norte de Castilla

El PSC competirá con el partido de Ada Colau

vídeo

Miquel Iceta. / Alberto Estévez (Efe)

  • La formación que lidera Miquel Iceta busca presentarse como la única catalanista no independentista

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha hecho un llamamiento a "coser" el partido, tras unos años de "dolorosas" fugas y "pérdida de electores", con el fin de reconquistar terreno ante el avance del espacio de la izquierda alternativa que entre otros representa la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

En la segunda jornada del XIII congreso del PSC, en el Palacio de Congresos de Barcelona, Iceta ha justificado el menguante apoyo al socialismo en las urnas por la preeminencia del debate sobre la independencia y las "carencias y errores en la última etapa del Gobierno socialista" cuando hubo que aplicar recortes por la crisis.

En vísperas de que los 'comunes' -confluencias de izquierdas en las que participan ICV, EUiA, Podemos y la Barcelona en Comú de Ada Colau- den luz a una nueva formación política, Iceta ha llamado a los suyos a "pasar a la ofensiva" para intentar "crecer en cantidad y en calidad" y tejer un "nuevo reagrupamiento socialista".

Iceta, que ha sido proclamado oficialmente como primer secretario después de vencer en las primarias del partido el 15 de octubre, no lo entiende como una simple "suma de siglas" o una operación entre "cúpulas" de partidos, sino como una apertura de puertas del PSC para dar cabida a "todos los socialistas y socialdemócratas de Cataluña".

El PSC deberá ser "generoso" para "gestionar esta complejidad", ha apuntado Iceta, que ha evocado la figura de Joan Reventós, histórico dirigente que se dedicó a "coser" el partido.

Por otra parte, ha destacado que las primarias por el cargo de primer secretario, en las que rivalizó con la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, han "demostrado que se puede competir con nobleza, sin hacerse daño", y ha asegurado que el PSC ha salido "fortalecido" de ese pulso.

Iceta intenta tejer consensos con otros sectores del partido, especialmente con Parlon y su sector afín, para la composición de la nueva dirección, que ha admitido que puede que "no guste a todos".

Es precisamente la negociación de algunos puestos clave del partido lo que ha encallado las conversaciones a lo largo de la tarde, sobre todo la figura que debe ocupar la secretaría de Organización, que hasta ahora ha ostentado Assumpta Escarp, una de las dirigentes de mayor confianza de Iceta.

Según diversas fuentes consultadas, se barajan distintos nombres, pero ninguno ha aunado el consenso necesario. Por un lado, Iceta propuso al primer secretario del PSC del Vallès Occidental Sur, José Luis Jimeno, un nombre que el sector de Parlon rechaza.

Una opción que es bien vista por ambas partes es la del coordinador del grupo municipal del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona y primer secretario del PSC en el Vallès Oriental, Salvador Illa.

Pero las reticencias del líder barcelonés, Jaume Collboni, a perder una pieza clave en su grupo municipal están dificultando esta posibilidad, lo que alimenta una eventual continuidad de Escarp en el cargo.

Por otro lado, diversos sectores del partido barajan los nombres del exalcalde de Barcelona Jordi Hereu o la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, para relevar a Àngel Ros como presidente del PSC.

Según fuentes consultadas, varias federaciones, sobre todo del ámbito metropolitano, creen que la presidencia del partido debería ocuparla un nombre de amplio consenso que no tuviera otra responsabilidad institucional o cargo público, por lo que creen que Hereu podría ser el perfil más adecuado.

En el caso de Marín, se considera que la alcaldesa de la segunda ciudad más importante de Cataluña y una de las dirigentes de mayor peso del partido debe dar un paso adelante en la actual dirección, algo que podría plasmarse en ocupar la presidencia del partido o incluso la viceprimera secretaría o la portavocía del PSC.

Por otra parte, según fuentes socialistas, uno de los nombres que se prevé que figuren en la nueva dirección es Meritxell Batet, hasta hace poco secretaria de Estudios y Programas del PSOE y persona de confianza de Pedro Sánchez.