El Norte de Castilla

Casado ve «irresponsable» que Cataluña no esté en la Conferencia de Presidentes

Pablo Casado.
Pablo Casado. / A. Álvarez (Efe)
  • El vicesecretario de Comunicación del PP advierte de que "los catalanes lo que quieren es tener mejores servicios sociales y no un debate identitario que les está arruinando"

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha sostenido hoy que la decisión del presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, de no asistir a la Conferencia de Presidentes que convocará Mariano Rajoy para abordar la financiación autonómica es una "irresponsabilidad". Así lo ha asegurado antes de clausurar la III Escuela de Formación de Nuevas Generaciones del PP en Palencia, en un acto en el que ha estado acompañado, entre otros por el presidente de los populares palentinos y consejero de Empleo de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo.

Casado ha recordado que la convocatoria de la sexta Conferencia de Presidentes para abordar la reforma del sistema de financiación, fue uno de los anuncios de Rajoy en su discurso de investidura en el Congreso la semana pasada. Ha confiado en que en esa reunión "haya un dialogo constructivo y responsable" para llegar a un modelo de financiación autonómica que tenga el consenso de todos los grupos políticos y que sirva para financiar los servicios sociales con "eficacia y eficiencia".

Financiación autonómica

Por ello, ha calificado de "irresponsabilidad" que Puigdemont ya haya anunciado que no participará en esa conferencia, ya que "en Cataluña también hace falta una nueva financiación autonómica". "Creo que los catalanes lo que quieren es tener mejores servicios sociales y lo que no quieren es un debate identitario que al final les está arruinando", ha reflexionado. Por eso ha pedido a Cataluña que se ocupe más de sus competencias y menos "de la propaganda, de las embajadas o de los canales de televisión publica con un proyecto rupturista que quiere levantar fronteras".

Respecto al resto de comunidades ha asegurado que el nuevo Gobierno atenderá todas las reivindicaciones territoriales, las del arco mediterráneo que tienen mucha población, entre las que ha citado a Valencia, Madrid, Cataluña, Baleares y Murcia, y las comunidades en las que cuesta más prestar los servicios debido a la dispersión geográfica, como Galicia, Castilla y León, Castilla-la Mancha o Extremadura. "Vamos a reclamar que en España todos los ciudadanos tengan igualdad de oportunidades a la hora de recibir servicios, vivan donde vivan, sea en el entorno rural o urbano", ha incidido.

Para Casado, las peticiones autonómicas son "compatibles", ya que así lo fueron en el 2002 cuando el PP logró acordar un sistema de financiación autonómica con el consenso de todos los partidos políticos y con vocación de continuidad. Un reto que, según el vicesecretario de Comunicación del PP, se puede afrontar ahora, pero que no se pudo acometer durante la pasada legislatura, a pesar de que al PP "no le gusta el sistema de financiación autonómica vigente", porque no había estabilidad económica para poder dotar de mas recursos a las autonomías.