El Norte de Castilla

Los Mossos detienen a la alcaldesa de la CUP de Berga por desobedecer al juez

vídeo

Montse Venturós. / Quique García (Efe) I Atlas

  • Los anticapitalistas habían reclamado a la Policía que no acatara la orden judicial

  • Venturós defiende ante el magistrado que mantuvo colgada la 'estelada' en el Ayuntamiento durante dos citas electorales cumpliendo un "mandato popular"

Las relaciones entre la CUP y el Gobierno catalán pueden empeorar como consecuencia de la tan manida desobediencia. Los Mossos d'Esquadra han detenido esta mañana a la alcaldesa de Berga (Barcelona), de la CUP, Montse Venturós, por orden del juez, ya que la dirigente anticapitalista se había negado dos veces a declarar en la Audiencia Nacional. La CUP había reclamado a la Policía catalana que no acatara las órdenes del juez y que desobedeciera a la justicia española.

Venturós fue requerida en dos ocasiones por la Audiencia Nacional. Está investigada por delito electoral por haber hecho caso omiso a los requerimientos de la junta electoral central de retirar la 'estelada' (bandera independentista catalana) del balcón del Ayuntamiento de Berga en las pasadas elecciones autonómicas del 27 de septiembre y en las generales del 20 de diciembre de 2015. El pleno del consistorio se comprometió a mentener la bandera en el balcón hasta que Cataluña alcance la independencia.

"Volveré a desobedecer" las veces que haga falta, dijo entonces la alcaldesa. "Como alcaldesa me debo al pueblo y eso es lo que haré, respetar la decisión del pueblo", afirmó. Los Mossos la han detenido esta mañana para que declarase ante el juez.

Seguirá trabajando por la independencia

Venturós ha abandonado el juzgado hacia las 12.00 horas del mediodía, tras defender que mantuvo colgada la 'estelada' en el Ayuntamiento durante dos citas electorales cumpliendo un "mandato popular". Venturós ha declarado a los periodistas que ha sufrido un ataque absolutamente antidemocrático contra el pueblo catalán y no sólo un ataque a las instituciones, por "el simple hecho de tener una bandera colgada en el Ayuntamiento". La regidora ha insistido en que no ha cometido ningún delito y ha dicho que seguirá trabajando por la independencia.

Su abogado, Benet Salellas, ha destacado que la detención de Venturós parte "de una denuncia de la extrema derecha; concretamente, de SCC", y que la justicia española le ha dado validez y legitimidad, además de detener a personas por tener una bandera en cumplimiento de un mandato popular y del Ayuntamiento desde 2012. Para él, hay "una escalada represiva" hacia el independentismo que se expresa con la detención a un cargo electo que fue elegido precisamente para cumplir el mandato popular de la independencia.

Desde las 9 de la mañana, decenas de personas se manifiestan ante los juzgados de Berga. Desde la CUP, han advertido que la detención "afecta a la posición" del partido anticapitalista en la Cámara catalana. En estos momentos, el Gobierno de Carles Puigdemont depende de los 10 diputados de la CUP. Sin los antisistema, Junts pel Sí se quedaría en minoría.