El Norte de Castilla

La Audiencia Nacional investigará la agresión de Alsasua por un delito de terrorismo

La presidenta de Covite se concentra en Alsasua.
La presidenta de Covite se concentra en Alsasua. / Jesús Diges (Efe)
  • La juez Lamela pide al juzgado de Pamplona copia de todas las investigaciones realizadas hasta el momento

La Audiencia Nacional investigará la agresión a los guardias civiles de Alsasua. La titular del Juzgado Central de Instrucción 3 de ese tribunal, Carmen Lamela, se declara competente para investigar, por un delito de terrorismo, la denuncia presentada por Covite por la paliza a los agentes del instituto armadoel pasado 15 de octubre en Alsasua (Navarra).

En un auto, la juez acuerda practicar diligencias, entre ellas, requerir al juzgado de instrucción de Pamplona que conoce de los hechos testimonio íntegro de las diligencias incoadas, así como librar oficio a la Guardia Civil para que con carácter urgente emita informe sobre la campaña de acoso que sus agentes sufren en la Comunidad Foral de Navarra y, concretamente, en la localidad de Alsasua.

Igualmente, pide a la Guardia Civil que identifique a quienes realizaron las declaraciones y aparecen en las fotografías publicadas para desmentir colectivamente “la versión oficial” de las agresiones, así como a los titulares y responsables de la cuenta denunciada AltsasukoGaztetxea (@AtlsasukoGA). Solicita también la juez a la Policía Foral de Navarra que remita a la mayor brevedad las actuaciones practicadas con motivo de tales hechos.

De acuerdo con la denuncia de Covite y el informe del Ministerio Fiscal, favorable a la competencia de la Audiencia Nacional, la juez Lamela entiende que los hechos podrían constituir un delito de terrorismo del artículo 573 del Código Penal, según la nueva redacción dada por la Ley 2/2015.

«Campaña de acoso»

Ayer la Fiscalía pidió a Lamela que se quedara con la competencia de este asunto al entender que "se trata de graves hechos delictivos contra la integridad física de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad realizados con el propósito de atemorizar a colectivos que no comparten sus ideas y generando una grave alteración para la paz pública", apunta el escrito del fiscal, quien también pide que la Guardia Civil, de manera urgente, presente un informe "sobre la campaña de acoso que sus agentes sufren en la Comunidad Foral de Navarra y, concretamente, en la localidad de Alsasua".

Estos hechos fueron denunciados el miércoles de la pasada semana por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ante la Audiencia Nacional, al considerar que la paliza a los dos agentes libres de servicio podría ser constitutiva de un delito de odio y otro de terrorismo. Este último ilícito sí que sería competencia de este tribunal.

Un juzgado de Pamplona ya ha abierto diligencias por estos hechos y ha tomado declaración a dos personas supuestamente involucradas en la paliza a los dos agentes y a sus novias. Ambos quedaron en libertad con cargos por lesiones y atentado a la autoridad, delitos que no son competencia del tribunal de la calle Génova.

Covite denunció a los "autores y partícipes en las coacciones y agresiones" al teniente, al sargento y a sus novias, pero también apuntó contra la entidad Ospa! (¡Fuera!) que organiza actividades contra la presencia de las fuerzas de seguridad en esta localidad navarra; contra los responsables de la cuenta de twitter Altsasuko Gaztetxea (@AltsasukoGA); y contra "aquellas otras personas y entidades que pudieran haber sido partícipes" en el supuesto linchamiento y en l as campañas en el pueblo denominadas Alde Hemendik (Fuera de aquí).

En su denuncia, el colectivo de víctimas recordaba que horas después de la "brutal paliza", Ospa! facilitó un comunicado "a medios afines a la izquierda abertzale" supuestamente para "contradecir los hechos".

Además, según Covite varias personas se manifestaron en Alsasua poco después "portando pancartas de Alde Hemendik, con el logo habitual de ETA"

Covite sostiene que en septiembre de 2011 nació Ospa! "con los mismos fines, lema y logotipo que el utilizado por ETA en la campaña Alde Hemendik".