El Norte de Castilla

El Senado se prepara para aprobar la reforma que evitará comicios en Navidad

Mariano Rajoy.
Mariano Rajoy. / Efe
  • La modificación legal se materializa en una proposición de ley que el PP presentó en el Congreso para acortar la campaña electoral

El Senado ha acordado por amplia mayoría tramitar por lectura única la reforma legal que evitará elecciones el 25 de diciembre si no hay nuevo gobierno antes del 31 de octubre, aunque la oposición ha reprochado al Gobierno que él mismo haya creado el problema que ahora se intenta subsanar.

El acuerdo ha sido adoptado por una abrumadora mayoría de 238 votos a favor, con 14 abstenciones procedentes de los escaños de ERC y de Compromís, y permitirá agilizar en el Senado la ratificación de la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) que el Congreso tiene previsto aprobar mañana jueves.

La modificación legal se materializa en una proposición de ley que el PP presentó en el Congreso para acortar la campaña electoral y evitar así acudir a elecciones el día de Navidad.

Gracias al acuerdo de hoy, una vez que mañana se apruebe en la Cámara Baja, el Senado podrá darle el visto bueno definitivo en su pleno del próximo martes, si como es previsible no incorporan enmiendas.

Aunque la posición unánime de los grupos ha sido a favor de la reforma, los portavoces del PSOE, Unidos Podemos, ERC y PDC se han esforzado en aclarar que la posibilidad de que haya elecciones en Navidad se debe única y exclusivamente a la responsabilidad del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

El socialista Francesc Antich ha interpretado la iniciativa como "una enmienda del PP al señor Mariano Rajoy", al que culpó de haber creado "un verdadero desaguisado" para "amedrentar" a las fuerzas políticas con la amenaza de elecciones en Navidad.

La posibilidad de que haya que repetir los comicios el 25 de diciembre si no hay Gobierno el 31 de octubre deriva de que esta fecha surge de la elegida para la celebración del debate de investidura de Mariano Rajoy, a finales de agosto.

El portavoz de Unidos Podemos, Ramón Espinar, ha reprochado a Rajoy que hubiera actuado "como el malo de una película de dibujos animados" al poner a los españoles en la disyuntiva de gobernar él "o quitarles los regalos a los niños el día de Navidad", comentario que ha suscitado risas y protestas entre los escaños del PP.

Espinar, quien se ha quejado de los senadores del PP porque "no nos dejan ni terminar las intervenciones y no paran de berrear y de patalear cada vez que un portavoz les dice algo que no quieren escuchar", ha considerado "impropia" de presidente la actidud de "chantajear" a un país amenazando con elecciones en Navidad.

En nombre de ERC, Bernat Picornell también ha achacado la situación que se pretende evitar con la reforma a un intento de "forzar al otro con la amenaza de elecciones en Navidad" y ha advertido de que el Congreso y el Senado están forzando sus reglamentos hasta "límites fraudulentos".

El portavoz del Partit Demòcrata Català, Josep Lluis Cleries, ha ha advertido de que los que proponen la reforma son "los mismos que han provocado esta situación" por motivos partidistas y ha dicho que su partido vota a favor "para no castigar a los ciudadanos", pese a estar en desacuerdo con esta forma de actuar.

A todas estas acusaciones ha respondido la senadora del PP Edelmira Barreira, quien ha apuntado que estaban buscando culpables en el "sitio equivocado", porque los responsables de que exista posibilidad de unas terceras elecciones son quienes no han permitido que no haya presupuesto ni Gobierno, lo cual habría evitado a los ciudadanos el "agravio" de tener que volver a las urnas.