Absuelven a un hombre condenado por abusar de un menor en Cáceres

  • El Tribunal Supremo anula la sentencia al considerar que se había basado en la declaración del niño que "carece de la certeza racional"

¡La diversión está segurada!

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección para hombre y mujer

Hasta 90%

Gran variedad en alfombras de diseño

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

La Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo ha absuelto a un hombre que había sido condenado a la pena de cuatro años de prisión y a al pago de 20.000 euros por haber abusado sexualmente de un menor.

El Supremo anula la sentencia de la Audiencia de Cáceres al considerar que se había basado en la declaración del menor, que "carece de la certeza racional que permita afirmar un contexto de involucración sexual en el que el acusado llegara a tener contacto físico con aquel".

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, señala como hechos probados que el acusado había alquilado en el 2012 una habitación en una vivienda unifamiliar de Cáceres, en la que vivía una mujer con su hijo menor de edad y la pareja de ella.

El menor estaba permanentemente castigado por la madre, como consecuencia de sus malos resultados en los estudios, y estaba muchas horas en la vivienda, con lo que trabó una fuerte amistad con el inquilino.

Los dos jugaban al ping-pong en la mesa de la cocina, salían juntos a las inmediaciones para jugar al balón, y cenaban juntos, muchas veces en la habitación del procesado al tener una televisión.

Según la primera sentencia, los dos mantuvieron, "contactos de naturaleza sexual cuyas concretas características y alcance no han sido plenamente acreditados".

La sentencia fue recurrida en casación y el Supremo anula ahora esta resolución y destaca aspectos que fueron también tomados en consideración por las psicólogas que calificaron el testimonio de "probablemente increíble y escasamente válido".