El Norte de Castilla

Gimeno sustituye a De Alfonso al frente de la Oficina Antifraude de Cataluña

vídeo

Miguel Ángel Gimeno. / Foto: Quique García (Efe) | Vídeo: Europa Press

  • El expresidente del TSJC afirma que "no hay integridad sin transparencia"

El expresidente del TSJC, Miquel Ángel Gimeno, ha tomado esta mañana posesión del cargo de director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC). Gimeno, designado por el pleno el pasado 28 de julio, sustituye Daniel de Alfonso, que fue destituido por la Cámara catalana el 29 de junio, después de que se publicaran unas conversaciones con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en las que supuestamente conspiraban contra el proceso soberanista catalán.

Gimeno, propuesto por el presidente de la Generalitat, fue designado por el pleno de la Cámara catalana con 98 votos a favor y 34 abstenciones (Ciudadanos y PP), ha afirmado que "no hay integridad sin transparencia" y ha destacado el hecho de que, "dadas las circunstancias que envuelven" al organismo, el Parlamento "siga apostando por la necesidad de esta oficina para prevenir e investigar los posibles casos de abuso o destino fraudulenta de fondos públicos". "La administración pública y su personal sólo pueden trabajar por el interés general, y esto sólo se consigue con actuaciones imparciales; es manifiesto que la ciudadanía nos pide a todos que actuemos de esta manera", ha defendido. Y ha apostado por la "ética de la eficacia" y "el ejercicio del derecho a saber" de la ciudadanía. A su juicio, "tiene una gran responsabilidad por delante" para que la "ciudadanía vuelva a ver en la Oficina Antifraude un instrumento útil y eficaz en la lucha contra la corrupción".

Nacido en Binéfar, Huesca, el 4 de octubre de 1950, Gimeno ha sido presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, desde el año 2010 hasta el pasado mes de febrero. Juez progresista, Gimeno fue uno de los jueces que formó parte de la resolución de la querella contra Artur Mas por el 9-N, en la que votó en contra. El Consejo General del Poder Judicial decidió relegarle de sus funciones como presidente del TSJC para sustituirlo por el conservador Jesús María Barrientos.